23 may. 2016

La guerra más corta de la historia: Guerra Anglo-zanzibariana

La Guerra más corta de la historia. Guerras encarnizadas, batallas que se cobran ejércitos enteros, conflictos armados que se enquistan durante décadas. La historia está plagada de largos episodios crueles y sangrientos. Sin embargo, no todos los conflictos son así, y la desigualdad de fuerzas puede provocar situaciones que rozan el surrealismo.
últimos compases del siglo XIX, Europa se encuentra inmersa en una carrera colonial a lo largo y ancho del continente africano. Alemania, Francia, Inglaterra, Italia e incluso Portugal y España, tratan de maximizar la extensión de sus dominios y acaparar tanto enclaves estratégicos como fuentes de materias primas. 
En Zanzíbar, la muerte del sultán Hamad ibn Thuwaini el 25 de agosto de 1896 provocó una lucha por la sucesión de su trono. El candidato inglés, metrópoli que ejercía su influencia en la zona, era Hamud ibn Muhammad, sin embargo un golpe de estado de Khalid ibn Barghash, primo del difunto sultán impidió que los deseos ingleses pudieran materializarse. Inglaterra inmediatamente envió un ultimátum, Khalid debería abdicar antes de las 09:00 o las tropas inglesas destacadas en el lugar atacarían. El nuevo sultán movilizó a su modesta guardia y se atrincheró en su palacio.

guerra-mas-corta-zanzibar

Guerra: Guerra Anglo-zanzibariana
Lugar: Zanzíbar
Resultado: Victoria inglesa
Clave: Superioridad total

Beligerantes
Flag of the United Kingdom.svg Imperio BritánicoFlag of the Sultanate of Zanzibar.svg Zanzíbar

Bajas: 

Imperio Británico: 1 marine herido
Zanzíbar: 500 muertos

La defensa de los leales a Khalid constaba de 3.000 hombres. Junto con su modesta guardia personal, la resistencia era integrada por numerosos civiles reclutados para la ocasión así como esclavos y seguidores del flamante sultán. En cuanto al armamento, los defensores emplazaron a las puertas del palacio varias ametralladoras y alguna pieza de artillería.
Por su parte los ingleses contaban con tres cruceros, dos buques de guerra, 150 hombres de la marina británica y cerca de 900 zanzibarianos contrarios a Khalid.
A las 9:01 los barcos ingleses abrieron fuego contra el palacio del sultán causando una gran carnicería e inutilizando la artillería enemiga. A su vez, pequeñas embarcaciones trataron de enfrentarse sin éxito a los colosos barcos ingleses, resultando tres pequeñas embarcaciones zanzibarianas hundidas.

guerra-mas-corta-zanzibar


El bombardeo cesó a los 35 minutos cuando la bandera del palacio fue abatida por los propios defensores en señal de rendición. En las ruinas del complejo yacían 500 cuerpos sin vida mientras que tan solo se reportó un soldado inglés herido durante la batalla. La guerra más corta de la historia había finalizado en tan solo 35 minutos. Khalid huyó con los primeros disparos de la flota británica y pidió asilo político en el consulado de Alemania siéndole concedido por los alemanes y aceptado por los ingleses a cambio de que Khalid no volviese a poner un pie en Zanzíbar. El Imperio Británico estableció un gobierno títere con su hombre de confianza Hamud al frente. Khalid por su parte fue capturado por las fuerzas británicas en 1916 durante la Campaña del África Oriental de la Primera guerra mundial y fue exiliado a las Seychelles y a la isla Santa Elena antes de que se le permitiera regresar al África Oriental, donde murió, en Mombasa en 1927.





Share:

0 comentarios :

Publicar un comentario