29 sept. 2015

La Batalla de Kobane

Libros recomendados



Grandes Batallas de la Historia. La Batalla de Kobane. El Stalingrado del Estado Islámico. Kobane, una ciudad kurda de 250.000 habitantes situada en el norte de siria en la frontera con Turquía. El verano de 2014 había sido triunfal para el Estado Islámico. Un gran avance en Irak provocando la caída de Mosul y la huida de grandes contingentes del ejército iraquí, dejando tras de sí ingentes cantidades de armamento, había dado al Califato una gran capacidad ofensiva. El territorio kurdo de Siria, dividido en tres cantones pronto fue atacado por los terroristas que pusieron su foco en el cantón de Kobane cuyo centro neurálgico era su ciudad homónima. Decenas de miles de civiles kurdos abandonaron sus hogares agolpándose en la frontera turca provocando un desastre humanitario.

batalla-de-kobane

Guerra: Guerra de Siria
Batalla: La Batalla de Kobane
Fecha: 6 de octubre de 2014 - 15 de marzo de 2015
Lugar: Kobane, Siria
Resultado: Victoria kurda.
Clave: bombardeos aéreos y llegada de armamento 
Beligerantes
 Kurdistán Sirio
  • Bandera de Kurdistán Kurdistán iraquí
  •  PKK
  • Bandera de Siria Ejército Libre Sirio
Apoyo táctico de:
  • Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
  •  Coalición árabe
 Estado Islámico
Bajas:
Estado Islámico: más de 2.000 muertos
Kurdos + FSA: más de 600 muertos

El Estado Islámico se aproximaba a la ciudad capturando poblado tras poblado. A las fuerzas yihadistas se les resistía el acercamiento a las puertas de la ciudad, sin embargo pronto se envió desde la capital del Califato refuerzos para iniciar una ofensiva final que permitiese el asalto directo sobre Kobane.
Kobane se convirtió en el último bastión kurdo del centro-norte de Siria. Un gran contingente de terroristas del EI, con carros de combate y armamento pesado se disponían a tomar la ciudad. Frente a ellos, milicianos kurdos englobados en las Unidades de Protección Popular (YPG) y en las Unidades Femenians de Protección (YPJ), y civiles que se negaban a abandonar sus hogares se prestaban a una lucha desigual, esperando la llegada de algún tipo de apoyo internacional.
Durante los primeros días de la batalla la superioridad del Estado Islámico era manifiesta, y con una inmensa facilidad a finales de septiembre, el EI controlaba ya al menos 350 poblados kurdos del cantón. El mundo entero miraba hacia Kobane, el Estado Islámico apenas había sido batido hasta entonces y la opinión pública se preguntaba porque nadie hacía nada por evitar la caída de la ciudad y la aniquilación de los valerosos soldados kurdos que aún aguantaban en sus posiciones luchando con el poco armamento ligero que tenían. Para colmo, la coalición internacional liderada por Estados Unidos que ya bombardeaba objetivos del Estado Islámico en Siria, no hacía acto de presencia en los alrededores de Kobane.
batalla-de-kobane
Finalmente la ayuda internacional llegó. Estados Unidos realizó su primer bombardeo en Kobane el 27 de septiembre a la par que la ciudad recibía sus primeros bombardeos por parte de la artillería yihadista. El 5 de octubre de 2014, una imagen fue ilustrada en periódicos de todo el mundo, la bandera del Califato Islámico ondeaba en una de las colinas próximas a la urbe, una imagen que recordaba a la de los marines americanos plantando su bandera en el monte Suribachi en Iwo Jima. El Estado Islámico penetraba rápidamente en la ciudad a pesar de que los bombardeos de la aviación estadounidense hacían ya mella en los carros de combate y la artillería del EI. Historias de resistencia y heroicidad llegaban desde las calles de Kobane, los kurdos no capitulaban a pesar del comienzo de los ataques con camiones suicida que tantas veces habían roto las líneas de los enemigos del Estado Islámico en Siria e Irak. Estados Unidos. comenzó desde el cielo a armar al YPG kurdo aunque pronto el Estado Islámico publicó vídeos de armamento americano que había caído en sus manos por error. También los yihadistas publicaron un vídeo en el que el periodista americano Jonh Cantlie secuestrado por el EI meses antes, anunciaba con las imágenes de un dron que sobrevolaba la ciudad, el fin de la Batalla.
batalla-de-kobane
Sin embargo los kurdos continuaron luchando y resistiendo. El binomio bombardeos aéreos-infantería estaba funcionando a la perfección, sin embargo el Estado Islámico continuaba enviando refuerzos desde Raqqa. Unos pocos soldados del Ejército Libre de Siria, en guerra con el régimen de Al Assad, luchaban codo con codo con los kurdos mientras que desde Irak un convoy de 160 Peshmerga (brazo armado de los kurdos iraquíes) fuertemente armados con armamento pesado llegó a la ciudad en ayuda de sus hermanos kurdos. Fue entonces cuando ayudados de intensos bombardeos aéreos, los kurdos frenaron en seco el avance del Estado Islámico que ocupaba un 60% de la ciudad. El desgaste de la batalla continuó debido al envío de refuerzos yihadistas a Kobane, lo que hizo al Estado Islámico  tener que asumir grandes bajas para evitar una retirada táctica de la ciudad que hubiera supuesto un varapalo propagandístico importante.
Los meses pasaban y la batalla estaba enquistada, durante noviembre y diciembre el Estado Islámico perdió algo de terreno aunque pequeñas ofensivas hacían que calles cambiasen diariamente de dueño. El EI llegó a efectuar ofensivas incluso desde suelo turco, sin que el ejército turco hiciese nada por impedirlo. Por la red comenzaron a circular fotografías de miembros de la inteligencia turca y soldados turcos en actitud complaciente con miembros del Estado Islámico. En multitud de ocasiones los kurdos denunciarían la actitud del gobierno turco presidido por Erdogán. 
batalla-de-kobane
Desgastados por meses de guerra el 27 de enero, el YPG expulsaba al ISIS de la ciudad y se lanzaba hacia una ofensiva que llevaría una futura recaptura de la totalidad de localidades perdidas en todo el cantón de Kobane durante el invierno y la primavera de 2015. El 25 de junio, con la mayor parte de los milicianos del YPG emplazados en el frente, miembros del Estado Islámico vestidos con uniformes del YPG se infiltraban en la ciudad de Kobane sembrando el caos y provocando más de 200 muertes civiles.
Sin embargo, a pesar de este triste episodio, la heroica resistencia de Kobane ha dejado un legado en los kurdos que posiblemente valga la independencia de un futuro estado kurdo en Siria, la labor de desgaste a la que el EI fue sometido, es una labor impagable tanto para occidente como para todos aquellos actores implicados en la lucha contra el yihadismo del ISIS.

batalla-de-kobane
Kobane después de la batalla 
batalla-de-kobane
Kobane antes de la batalla
Share:

3 comentarios :

  1. alguna cosa no me cuadra , como el ei toma la ciudad con bombardeos....me da que estan jugando con los kurdos.....todo por el petroleo , no sea que piensen que los recursos naturales son de los naturales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De qué demonios hablas? La mayoría de los pozos de Siria ya estaban bajo el control del IS. No hay pozos en Kobane...
      La idea del IS era controlar toda la frontera con Turquía.

      Y sobre que el IS toma la ciudad con bombardeos, no sé dónde has leído eso... ¿?

      Eliminar