15 nov. 2013

El Saqueo de Amberes

Grandes Batallas de la Historia. El Saqueo de Amberes. El Imperio Español controla el mundo sin que ninguna otra potencia pueda hacerle sombra. El incesante oro que llegaba de América inundaba las arcas españolas que pronto se vaciaban por culpa de un comercio deficitario fruto de malas políticas comerciales, por los ingentes despilfarros de la corte real y sobre todo por el esfuerzo bélico en el que el Imperio Español basaba su dominio mundial. Y es que durante el Siglo XVI, el Imperio tuvo guerras con todas las potencias mundiales, desde los Imperios Americanos hasta el Imperio Otomano pasando por potencias europeas como Francia, Potugal o Inglaterra, lo que llevó a la corona de Felipe II a la bancarrota el 1 de Septiembre de 1575.
La zona europea más candente en el marco militar era Flandes, donde la ocupación española había suscitado un movimiento rebelde por parte de los autóctonos holandeses, quienes se levantaron en armas contra la dominación española. Allí los Tercios de Flandes, las mejores tropas de infantería del mundo, controlaban la situación con gran efectividad a base de sangre y sudor, pero la situación de bancarrota del estado hacía que los soldados fueran pagados tarde, mal y nunca, de forma que había unidades de los Tercios que llevaban más de dos años sin cobrar y malvivían a base de botines y confiscaciones a la población civil flamenca. Por culpa de esta situación y respetando la normal moral de los Tercios de rebelarse tras una batalla, el Tercio de Valdés se amotinó ocupando la ciudad de Aalast y dejando los soldados (en total 1.600 hombres) marchar a sus oficiales para que estos no tuvieran que elegir entre la lealtad a su rey o a su tropa. Sin duda, que el Imperio hubiese puesto como gobernador de Flandes a un civil, Luis de Requesens, no ayudaba a calmar a las tropas amotinadas, un suceso que en tiempos del Duque de Alba (respetado militar, antecesor de Luis de Requesens), se habría resuelto de manera muy distinta.
saqueo-de-amberes


Guerra: Guerra de los 80 Años
Batalla: El Saqueo de Amberes.
Fecha: 4 de Noviembre de 1576 - 7 de Noviembre de 1576
Lugar: Amberes (actual Bélgica).
Resultado: Victoria de los Tercios Españoles.
Clave: Superioridad técnica de los Tercios y falta de pagas.
Beligerantes
Bandera de los Países Bajos Provincias UnidasBandera de España Tercios Españoles
Bajas:
- Flamencas: 2.500 soldados y 5.000 civiles (durante el saqueo).
- Españolas: 14 muertos.


Tras conocer la situación y hartos de los desmanes españoles, los rebeldes holandeses crearon un gran ejército formado por 20.000 hombres, muchos de ellos civiles mal entrenados y reclutados para la ocasión, que fueron completados con tropas germanas y valonas contrarios a la corona española. Antes de liberar Aalast, las tropas flamencas optaron por tratar de tomar la rica ciudad de Amberes y su importante castillo. Dicha plaza estaba defendida por los hombres de Sancho Dávila que en clara minoría numérica (no llegaban ni a 1.000 hombres), no les quedó otro remedio que retirarse hacia el Castillo de Amberes, fortaleza que rebeldes pronto sitiaron.
Al conocer las malas noticias que llegaban desde Amberes, los amotinados de Aalast acudieron raudos y veloces a socorrer a sus compañeros, eso si, en vez de las enseñas imperiales, en sus estandartes figuraban imágenes religiosas para dejar clara su condición de amotinados. Además, también unidades españolas de otras zonas de Flandes, también acudieron a Amberes para ayudar a su liberación de manos de las garras del gran ejército holandés. Los amotinados de Aalast emprendieron la marcha el 3 de Noviembre por la noche, y al amanecer ya habían llegado a Amberes tras una marcha de 40 Km. Nada más llegar a los alrededores de Amberes, se encontraron todas las fuerzas españolas llegadas al lugar desde todo Flandes. Los hombres fatigados, fruto de la larga marcha nocturna, comieron, tomaron un pequeño descanso, se organizaron y pronto estaban listos para atacar, bajo el lema "Socorrer el castillo y la villa o perder las vidas sobre ello" dejaron claro su predisposición para el combate, y es que ya era famosa en aquellos lares la actitud ante la batalla de los Tecios Españoles.
saqueo-de-amberes
En total, las fuerzas españolas habían logrado reunir 2.200 españoles, 800 alemanes y apenas 500 caballos, cifras que parecen insuficientes para enfrentarse a un ejército de 20.000 hombres, pero esos 3.000 hombres eran la élite militar del mundo y se iban a enfrentar a una masa, que al menos 2/3 de su totalidad (unos 14.000), estaba compuesta de simples campesinos o civiles que poco o nada sabían de que iba eso de batallar.
En la mañana del 4 de Noviembre de 1576, comenzaría lo que iba a ser la Batalla de Amberes y acabó degenerando en el Saqueo de Amberes. Los españoles que habían acudido a socorrer a los sitiados al mando de Sancho Dávila atacaron los muros de la ciudad, y pronto consiguieron entrar, al tiempo que los sitiados del castillo lanzaron una ofensiva desde allí. La intensidad de ambos ataques fue desorbitada y pronto los rebeldes comprendieron que 20.000 hombre mal armados y mal equipados no eran suficientes para contrarrestar la decisión, organización y buen hacer de los españoles, por lo que pronto pusieron sin oponer gran resistencia, pies en polvorosa, huyendo y desmantelando aquel ejército rebelde holandés.
saqueo-de-amberes
Algunos rezagados y los hombres con mas determinación de las tropas holandesas, se parapetaron en el ayuntamiento de la ciudad, pero aquel no era lugar seguro. El fervor de los españoles que se veían completando una heroica victoria y la escasez de oficiales españoles que controlaran a las tropas, hicieron que para desalojar a los holandeses del ayuntamiento, lo quemaran provocando un gran incendio en una ciudad que en su mayoría, era de madera.
El incendio se extendió, apoderándose de una parte muy importante de la ciudad, y fue entonces cuando la mayoría de los soldados españoles, ebrios de victoria, vieron la oportunidad de saldar sus cuentas pendientes con el Rey de España, Felipe II, saqueando la ciudad, y haciendo una fortuna que les deje exentos de volver a pasar las penurias que habían experimentado durante los dos últimos años. Por eso el final del día 4 de Noviembre y los 3 días siguientes, Amberes se vio sumida en una vorágine de destrucción y desenfreno en la que los soldados de los Tercios de Flandes llevaron a cabo un saqueo de dimensiones épicas que se llevó por delante miles de víctimas civiles. Aquel saqueo quedó en la memoria de los habitantes flamencos durante años, recordándose aún hoy en día.
saqueo-de-amberes
La primera y mayor consecuencia para el Imperio Español tras el saqueo de Amberes, fue la Pacificación de Gante, que reconocía cierta autonomía a las provincias rebeldes, pero que también contemplaba la continuación del dominio español en Países Bajos. Por otro lado, el Saqueo de Amberes caló de lleno en la población civil que si ya de por sí no veían con buenos ojos la presencia de las tropas españolas en sus territorios, acabó por temer al soldado español y es que por culpa de episodios como este, se extendió la "Leyenda Negra" de los Tercios de Flandes, y por todos los Países Bajos se fraguó la idea de la "Furia Española" para referirse a la crueldad de sus actos. Sin duda el Saqueo de Amberes fue un ola de inestabilidad más, en un lugar ya de por sí inestable, Flandes era un polvorín que pronto terminaría de explotar.

saqueo-de-amberes
Imagen ilustrativa de la Leyenda Negra de los españoles.




Share:

2 comentarios :

  1. Muy interesante. Menciono también, aunque de pasada, este hecho en una de mis entradas:

    http://profundosoconfusos.blogspot.com.es/2013/04/una-larga-hoja-de-servicios-juan-del.html

    ResponderEliminar
  2. Buenisimo articulo. Es de destacar la lealtad hacia sus compañeros de armas del tercio amotinado.

    ResponderEliminar