17 jun. 2013

Las Brigadas Internacionales

Grandes Batallas de la Historia, las Brigadas Internacionales. Tras el comienzo de la Guerra Civil Española las cosas no marchaban nada bien para la República, los sublevados ganaban cada vez más terreno y dominaban ya amplias zonas de la geografía española. Tanto la URSS como las potencias democráticas europeas no estaban por la labor de intervenir en el conflicto al contrario que Alemania e Italia que sí se mostraban más dispuestos a prestar su ayuda a los sublevados, incluso Portugal parecía tímidamente colaborar con las tropas nacionales. Ante la cada vez peor situación militar para los intereses republicanos con las tropas sublevadas avanzando hacia Madrid en Septiembre y Octubre de 1936, el gobierno de la República presidido por Largo Caballero tomó la decisión de crear las Brigadas Internacionales, formadas por voluntarios civiles venidos de todo el mundo para luchar contra el fascismo con el fin de aumentar sus recursos humanos que le permitiese a la República parar el avance enemigo.

Nombre: Brigadas Internacionales.
Guerra: Guerra Civil Española.
Fecha: Octubre de 1936 - Octubre de 1938.
Fidelidad: II República Española Bandera de España
Efectivos: 35.252 soldados.

De la creación, reclutamiento y organización de las Brigadas Internacionales se encargaron los Partidos Comunistas de Francia y la URSS. El reclutamiento se efectuaba en París y de ahí los voluntarios eran enviados a España, concretamente a Albacete donde las Brigadas Internacionales establecieron su cuartel general. Los primeros brigadistas llegaron el 14 de Octubre y fueron recibidos como héroes, incluso llegaron a desfilar por las calles de Albacete. Entre las Brigadas Internacionales se podían encontrar antifascistas de todo el mundo que vieron en la Guerra Civil la posibilidad de luchar en la primera guerra abierta contra el fascismo. Los brigadistas más numerosos fueron los franceses (en total más de 9.000), también destacaron como brigadistas numerosos los ingleses, americanos e incluso una amplia representación de alemanes e italianos exiliados de sus propios países por su condición de antifascistas.
A partir del 4 de Noviembre de 1936, fecha en la que los primeros brigadistas entraron en acción en la Defensa de Madrid, las Brigadas Internacionales iniciaron un heroico camino lleno de batallas y combates durante 2 años.
brigadas-internacionales
En la Defensa de Madrid, las Brigadas Internacionales se encargaron de mantener la ciudad bajo el control republicano hasta febrero de 1937, manteniendo a raya a las tropas sublevadas en zonas como la Casa de Campo o la Ciudad Universitaria. Entre el 6 de febrero de 1937 y el día 27 de ese mismo mes, las Brigadas Internacionales prestaron un papel muy importante en la Batalla del Jarama, en el que brigadistas estadounidenses e ingleses a pesar de luchar con fiereza y valor consiguiendo desempeñar con efectividad parte de sus cometidos, fueron castigados duramente por las hordas sublevadas que causaron entre los voluntarios gran cantidad de bajas. Es importante señalar que las Brigadas Internacionales se agrupaban por países de procedencia siempre que era posible con el fin de cohesionar los grupos y permitir una mejor comunicación en el frente. La siguiente gran batalla en la que participaron las Brigadas Internacionales fue la Batalla de Beltiche en verano de 1937, en dicha batalla quedó patente la poca eficacia de los mandos de las brigadas, dichos mandos no eran militares profesionales en muchos casos ya que las brigadas estaban dirigidas directamente por cargos políticos del PCE (Partido comunista Español) y por el Komitern.
brigadas-internacionales
Durante la segunda mitad de 1937, las Brigadas Internacionales corren la misma suerte que el resto del ejército republicano, no pueden hacer más que aguantar como pueden ante el avance del ejército sublevado que infringe sobre las fuerzas antifascistas severos correctivos, ocasionando graves bajas entre los brigadistas, mermando considerablemente la capacidad de respuesta de los voluntarios internacionales que ya no tienen la moral tan alta ni la efectividad mostrada durante la Defensa de Madrid.
El siguiente episodio importante fue la Batalla de Teruel a finales de 1937 y principio de 1938 donde una vez más los valientes hombre de las Brigadas Internacionales sufren un nuevo revés otra vez con numerosas bajas. Igual suerte correrían los brigadistas que tomaron parte en la Ofensiva de Aragón. Fue entonces donde las mermadas filas de las brigadas fueron completadas con soldados españoles hasta el punto que en muchos batallones, la presencia internacional era muy minoritaria.
Durante el resto de 1938, con menos de un tercio de la fuerza inicial (en total menos de 10.000 brigadistas) las Brigadas Internacionles tomaron parte en la Batalla del Ebro formando en diversos puntos la vanguardia de las fuerzas republicanas. No obstante el fracaso en la Batalla del Ebro hizo que el gobierno de la República buscase desesperadamente la paz o al menos ganar tiempo para que comience el inminente conflicto internacional en Esuropa, lo que sería la II Guerra Mundial.
brigadas-internacionales
Por tanto en Octubre de 1938, Juan Negrín expuso en Ginebra a la Sociedad de Naciones la retirada inmediata de todo combatiente extranjero en el bando republicano y aunque muchos quedaron luchando hasta los últimos compases de la guerra, las Brigadas Internacionales quedaron disueltas ya que dado su número no eran ya una ventaja militar estratégica como lo habían sido en los primeros compases de la guerra, en cambio su disolución presentaba un avance diplomático sobre todo de cara al Comité de No Intervención de la Sociedad de Naciones.
Aún así, para la historia quedarán los más de 35.000 hombres que vinieron de todo el mundo a España sin esperar nada a cambio, tan solo en sus cabezas volaba la idea de dar su vida por sus ideas y de parar el avance fascista en Europa. La creación de las Brigadas Internacionales supuso la primera movilización de voluntarios de tal magnitud en ayuda a un pueblo extranjero en la historia. Muchos de los voluntarios volvieron a sus países de origen o en los casos en los que no podían por causas políticas quedaron recluídos en Francia. Muchos brigadistas fueron mal vistos en sus países de origen y la gran mayoría no tuvo ningún reconocimiento a su vuelta a casa por parte de sus gobiernos.

brigadas-internacionales
 Brigadistas alemanes
brigadas-internacionales
 Brigadistas americanos del Batallón Lincoln
brigadas-internacionales
 Bandera del Batallón Dabrowski polaco
brigadas-internacionales

brigadas-internacionales

brigadas-internacionales
Brigadistas ingleses
brigadas-internacionales




Share:

1 comentario :

  1. Bueno, bueno, bueno; muchos si vinieron a luchar contra el fascismo, pero muchos de los que vinieron fue para luchar por el comunismo stalinista, que a la fin y a la postre fue tan malo o peor que el fascismo.
    Muchas veces se ha dicho que Madrid en 1936 fue salvado por las brigadas internacionales, pero esto hace años que se ha demostrado falso. Su participación fue importante, pero no decisiva, ni mucho menos.

    ResponderEliminar