29 ene. 2012

La Batalla de Gravelinas

Grandes Batallas de la historia, La Batalla de Gravelinas. La humillante derrota sufrida por el ejercito francés a manos de los Tercios Españoles en La Batalla de San Quintín, había dañado moralmente a toda Francia y en especial a su rey Enrique II, quien no estaba dispuesto a ver como el ejercito español les derrotaba una y otra vez haciéndose poco a poco con el control de Europa y por consiguiente del mundo. El monarca francés reclutó un año después un ejercito que reemplazase al que quedó prácticamente destrozado en San Quintín. A su vez para reforzarse, asentó sendas alianzas con Escocia quien debía atacar a Inglaterra (en ese momento aliado de España) y con el Imperio Otomano quien apoyaría con fuerza naval la operación. Tras la toma del puerto de Calais a los ingleses, el nuevo ejercito francés formado por 12.000 infantes y 2.000 unidades de caballería a cuyo mando estaba el Duque de Thermes  comienza sus operaciones invadiendo Flandes y saqueando sin miramientos las ciudades de Dunkerque y Niewpoort. Este ejercito se acercaba peligrosamente a Bruselas por lo que Felipe II, rey de España pronto reunió un contraejército que parase los pies a los franceses. El Conde de Egmont, también al mando de las tropas en San Quintín fue el designado para comandar la nueva tropa compuesta por 15.000 infantes y 3.000 caballeros. Su objetivo era claro, salir al encuentro de los franceses y darles muerte o al menos hacerles retroceder a su país.

Guerra: Guerras Italianas.
Batalla: La Batalla de Gravelinas.
Fecha: 13 de Julio de 1558.
Resultado: Victoria española.
Clave: Superioridad militar de unos Tercios en pleno auge.
Beligerantes
Flag of New Spain.svg Imperio EspañolFlag of France (XIV-XVI).svg Francia

Bajas:
España: 300 muertos y heridos.
Francia: 12.500 muertos, heridos y capturados.

Las fuerzas españolas se encontraron con las tropas francesas a orillas del Río Aa y a las puertas de la ciudad de Gravelinas. El Duque de Thermes al mando del ejercito francés al que le habían llegado las noticias del ejercito español que se había formado, consideraba imposible mover una fuerza tan grande en tan poco tiempo por lo que creyó que aquellos soldados que tenia enfrente tan solo seria una pequeña avanzadilla de reconocimiento por lo que enseguida ordenó una gran carga contra los españoles allí presentes siempre ignorando en todo momento que aquel ejercito al cual iba a atacar era el gran ejercito que había reclutado Felipe II. En aquel momento se inició la Batalla de Gravelinas.
Lo que el Duque de Thermes no sabia era que desde el mar (la batalla se desarrolló en la desembocadura del Río Aa) barcos ingleses y algún español prestarían un gran apoyo a los Tercios Españoles.
 
En los planes del líder francés figuraba una fácil victoria, y la primera en cargar fue la caballería francesa. Rápidamente se despliega el ejército español con una formación en media luna, con las unidades de caballería ligera en los flancos y el núcleo duro en el centro formado por cuadros de picas y arcabuceros de los tercios españoles bien secundados por unidades alemanas y flamencas. A la carga de la caballería francesa respondió la española que no lucharía sola. Los arcabuceros españoles, los mejores del mundo entero, abrieron enseguida fuego contra la confiada caballería francesa destrozándola con suma facilidad. Perder la caballería fue un duro golpe para la moral gala ya que perdían una ventaja táctica muy importante puesto que era la flor y nata de su ejército.
 
Tras acabar la caballería los cuadros de picas custodiaron a los arcabuceros que disparaban una y otra vez sin cesar contra la vanguardia francesa que poco a poco se iba debilitando. El ejército francés comenzaba a desmembrarse y no tenía la confianza suficiente como para iniciar un ataque frontal sobre la experimentada infantería española. El apoyo naval se cebaba con la retaguardia francesa, con especial dedicación en inutilizar la artillería que era la única esperanza que les quedaba. Presionados los franceses en vanguardia y retaguardia, el propio Conde de Egmont se pone a la cabeza de la caballería española y realiza un devastador ataque contra el centro francés. La feroz carga no es soportada por este y se descompone completamente batiéndose en retirada junto al resto del ejército. La retirada fue desorganizada siendo todo francés presa fácil para los jinetes ibéricos. De la batalla tan solo 1.500 franceses lograrían escapar de los 14.000 que en principio formaban el ejército. Incluso el propio Duque de Thermes fue capturado.
 
Para España el resultado de la batalla no pudo ser mejor, ya no solo había destrozado a las tropas francesas sufriendo tan solo 300 bajas sino que además el botín de guerra era cuanto menos copioso. Todos los estandartes franceses cayeron en manos españolas así como multitud de armas y todos los cañones. Una gran victoria del Imperio Español que llevaría al rey Enrique II de Francia a firmar la Paz de Cateau-Cambresis en 1559 que supondría el fin de la guerra. Además para la liberación del prisionero Duque de Thermes Francia tuvo que un suculento rescate. Tan importante fue esta batalla que la paz con Francia conllevó el matrimonio del mismísimo Felipe II con la hija del monarca francés. España atraviesa su época de máximo esplendor.

 Soldado de infantería español
Firma de la Paz de Cateau-Cambrésis

Share:

28 ene. 2012

Premio 23 E


Es todo un honor para mi que Batallas de Guerra haya recibido su primer premio otorgado por nuestro gran amigo Saber Historia


El premio se llama "23 de enero" y ha sido creado en recuerdo del suceso histórico 
ocurrido en Venezuela el 23 de enero de 1958 cuando, tras un golpe de estado, un movimiento cívico-popular derrocó el gobierno del General Marcos Pérez Jimenez.

Y si mas dilación simplemente quisiera compartir este premio con las siguientes páginas:
  1. Saber Historia
  2. LA GUARIDA DE VIRIATO
  3. Armas y su historia
  4. Enamorados De La Historia
  5. Memoria residual
Share:

27 ene. 2012

Simo Häyhä, el mejor francotirador de la historia

Un cazador oculto en la inmensidad de la nieve capaz de detener el solo avances enemigos, en unas condiciones infrahumanas, nunca sabias si estabas ante el último segundo de tu vida. Si eras ruso y tenías la mala suerte de combatir en Finlandia, siempre al acecho dispuesto a poner su bala en tu cabeza estaba Simo Häyhä, un hombre infalible con un fusil en las manos y que se convirtió en una referencia moral para el resto del ejército finlandés durante la Guerra de Invierno. Simo Häyhä es el perfecto ejemplo de como se estaba desarrollando el conflicto, los finlandeses con infinitamente menos recursos pero mucho mejor preparados para las duras condiciones del invierno de Finlandia estaban llevando las de ganar en la guerra hostigando constantemente a las tropas rusas que a pesar de sus grandes perdidas desde el inicio del conflicto no desisten en ocupar Finlandia. Pero volviendo a este personaje, un héroe para todo Finlandia que consiguió por las mas de 700 bajas que infringió al enemigo (mas que ningún otro francotirador nunca) en tan solo tres meses, el distintivo de mejor francotirador de la historia.

Nombre: Simo Häyhä (17 de Septiembre de 1905 - 1 de Abril de 2002)
Apodo: "La Muerte Blanca".
Guerras: Guerra de Invierno de 1939/1940 (entre Finlandia y la U.R.S.S.)
Rango: Segundo Teniente.
LealtadBandera de Finlandia Finlandia
Bajas causadas: 
- Entre 505 y 540 muertos y cerca de 200 heridos.

Simo Häyhä nació en el pequeño pueblo de Rautjarvi, cerca de la actual frontera finesa con Rusia. Su instrucción militar no fue excepcional, realizo un año de servicio militar como todo finlandés de la época. Antes de la Guerra de Invierno, Simo Häyhä era un hombre de pueblo dedicado a la ganadería y agricultura. Pero tenia un hobby, la caza de donde adquirió la destreza con las armas. El día 30 de Noviembre de 1939 la URSS temerosa de un ataque alemán a Leningrado desde Finlandia, invade dicho país. El ejército finlandés rápidamente mueve ficha y acude a defender su territorio. Entre ellos destaca Simo Häyhä desde un principio por sus dotes de francotirador. Durante el conflicto Simo Häyhä utilizó 2 tipos de armas, un fusil de cazador M28 Pystykorva y un subfusil finlandés Suomi KP/-31. Ambos sin mira telescópica. Además de por su excelente puntería una de las grandes cualidades de Simo Häyhä era su habilidad para camuflarse en el blanco paisaje de Finlandia.

Es importante reseñar que era un hombre muy bajo, no superaba el 1,60 y su ropa de camuflaje era totalmente blanca, incluido el pasamontañas y el camuflaje de su fusil, de forma que era muy difícil distinguirle en la nieve. El hecho de que sus armas no llevasen mira telescópica era debido a que el reflejo del sol en la lente podía revelar su posición.
Además de este, Simo Häyhä tenia otros trucos, como compactar nieve delante suyo para que esta no se moviese fruto del disparo. También se ponía nieve en la boca para evitar el vaho resultante del frío invierno finlandés (recordar que en la guerra de invierno se luchaba a temperaturas que podían llegar has lo -40 ºC). Gracias a todas estas artimañas era muy difícil si no imposible para los sovieticos ver de donde llegaba el disparo a tiempo. Ya que además Simo Häyhä podía acertar un blanco a mas de un kilómetro de distancia.

Las noticias de las hazañas de Simo Häyhä corrían como la pólvora por la población finlandesa y se le ponía como ejemplo para los demás soldados. Multitud de voluntarios quisieron servir en el ejército finlandés como francotiradores para emular a su ídolo. Para los rusos también era muy conocido, se sentían inseguros, a merced del enemigo y muchas veces el pánico de saber que andaba cerca les bloqueaba,  por lo que los soviéticos llegaron a realizar operaciones solo con el fin de cazar al héroe finlandés. Contra Simo Häyhä se lanzaron incluso ataques de artillería además de mandar a grupos de francotiradores que en la mayoría de las ocasiones acababan todos muertos a manos del ilustre francotirador. Todos estos esfuerzos fueron en vano ya que este pequeño gran héroe fue capaz de escaquearse de aquellos ataques. Sin embargo ironías del destino poco antes de que finalizase el conflicto una bala perdida impacto en su cara dejándole en coma y marcándole la parte izquierda de su rostro de por vida. Cuando sus compañeros lo rescataron dijeron que "le faltaba media cara". El mismo día que la URSS y Finlandia firmaron la paz Simo Häyhä despertó del coma.

En 100 días que estuvo en combate fue capaz de matar a más de 500 hombres y de herir a más de 200, en Finlandia fue tratado como un gran héroe y tras la 2ª Guerra Mundial se dedicó a la caza y a la cría de perros. Volviendo a algo parecido a su antigua vida. En 1998 confeso que su único secreto para ser un gran francotirador era practicar y respecto a su particular record dijo "Hice lo que se me ordenó lo mejor que pude". Sus últimos días de vida los pasó cerca de su lugar de nacimiento en una aldea. Finalmente, la muerte blanca como era conocido por sus enemigos murió el 1 de Abril de 2002.
Armas utilizadas por Simo Häyhä
Simo Häyhä
Secuelas del disparo en la cara

Share:

21 ene. 2012

El Asedio de Breda 1624

Grandes Batallas de la Historia, El Sitio de Breda. ¡Maldita herencia la del Sacro Imperio! Eso tuvieron que pensar en más de una ocasión los diferentes monarcas españoles. Corre el año 1624, el Imperio Español está en una situación que ninguna otra nación del mundo aguantaría. Actualmente tiene guerras con la mayoría de países Europeos, entre ellas destaca la guerra por Flandes en la que las provincias holandesas unidas buscan su independencia bien apoyadas por Inglaterra que busca debilitar a España para convertirse en la mayor potencia colonial del mundo. De momento es obvio que la guerra le esta costando una gran cantidad de recursos a España. No obstante su ejército encabezado por los Tercios pone todo su empeño en salir victoriosos de la contienda.
Ambrosio Spinola se dirigió a Breda con 18.000 hombres para cercarla. Breda era una ciudad clave por su importancia estratégica, por lo que estaba muy bien defendida no solo por estructuras sino también por 14.000 hombres. Spinola sabedor de que no podría tomarla, decidió aislarla de refuerzos y suministros esperando que esta se rindiese. El cerco fue completado el 28 de Agosto de 1624, y se preveía que sería un sitio largo y sangriento.

Guerra: Guerra de los 30 años.
Batalla: El asedio de Breda (El sitio de Breda).
Fechas: 28 de Agosto de1624 - 5 de junio de 1625.
Lugar: Breda, Paises Bajos.
Resultado: Victoria española.
Clave: Neutralizacion de los refuerzos holandeses.
Beligerantes
Prinsenvlag.svg Provincias Unidas
Bandera de Inglaterra Inglaterra
Bandera de Dinamarca Dinamarca
Flag of New Spain.svg España
Bajas:
España: Entre 3.000 y 4.500 heridos y muertos.
Provincias Unidas, Dinamarca e Inglaterra: 10.000 muertos, heridos y prisioneros.

En cuanto se tuvo noticia del asedio de la plaza, Mauricio de Nassau mandó 8.0000 infantes de refuerzo para auxiliar a Breda e intentar levantar el cerco español. Al conocer esto los servicios de espionaje españoles informan a Spinola. Este ordenó cavar una serie de trincheras, túneles etc. que constituyesen un entramado defensivo con un doble objetivo: el primero, defenderse de un ataque por parte de los refuerzos exteriores, y por otra atacar directamente la ciudad a través de dichos túneles. Para realizar tal obra el propio Spinola y sus oficiales tomaron la pala y ellos mismo ayudaron a construir las defensas. Además el ejército español se preparaba para el duro invierno de Flandes con temperaturas muy bajas debido a la posición geográfica de la plaza. Desde la propia ciudad, también se construyeron una serie de cotratúneles cuya finalidad era dejar inoperativos los españoles. Este trabajo fue hecho con mucha eficiencia por los asediados que esperaban con ansia la llegada de los prometidos refuerzos. No obstante sabedores de la gran importancia de Breda, los defensores habían previsto un largo sitio, por lo que sus reservas eran enormes, tan cuantiosas que duraron hasta 11 meses de asedio.
 
Desde que a finales de verano acabaron las obras del entramado defensivo, hubo combates casi a diario sobre todo subterráneos por los diferentes túneles en los que se libraban luchas que multitud de veces acaban con soldados enterrados vivos. Pasados los primeros dos meses de asedio los cadáveres comenzaron a aflorar fruto de los combates librados entre flamencos y españoles. Estos traerían un enemigo casi peor que los propios españoles para los defensores de Breda. Las enfermedades, peste y escorbuto comenzaron a hacer mella entre a tropa holandesa. No obstante entrado el invierno y con las noticias de que los refuerzos se acercaban su predisposición a rendirse era nula. Los sitiados estaban mostrando una actitud heroica y aguantaron con valor el sufrimiento con el que se vivía dentro de aquellas murallas.
 
En Febrero los refuerzos llegaron, en total 6.000 ingleses y 2.000 daneses. Para neutralizar a estos últimos una fuerza de 300 infantes ligeros, 158 piqueros y 65 ballesteros Españoles se dirigió hasta lo alto de un montículo avanzado desde donde impidieron el paso a lo daneses a pesar de ser 4 veces inferiores en número. La ventaja de la altura unida al buen hacer español en las artes militares (nada que ver con la escasez de destreza danesa) hizo que la desventaja numérica española fuese una mera anécdota. Los 6.000 hombres ingleses aprovecharon para intentar tomar Amberes cortar los suministros españoles y que estos tuviesen que levantar el cerco pero la ofensiva fracasó. En mayo aprovechando una tormenta que camuflaba el ruido de los cañones, desde Breda se lanzó un ataque para levantar el cerco, pero los españoles  en alerta y apoyándose en sus posiciones defensivas anteriormente creadas rechazaron a las diezmadas tropas sitiadas que tuvieron que volver a retirarse a la ciudad. 
 
Una última bala para levantar el sitio de Breda eran los refuerzos ingleses que habían fracasado en la toma de Amberes. Ante el temor que infundían las tropas españolas Federico Enrique Nassau líder de las tropas de refuerzo mandó un espía para saber los días que los sitiados podían resistir. El hombre que envió resultó ser un doble agente que trabajaba para Spinola. De esta manera logró engañar a los refuerzos haciéndoles creer que solo podrían aguantar 11 días, por lo que ante la imposibilidad de efectuar un socorro efectivo en tan poco tiempo las fuerzas inglesas se retiraron. La ciudad quedaba aislada sin nadie que la ayudase, y aunque continuó aguantando estoicamente durante unos días más, el 5 de Junio de 1625 se rindió tras ofrecer Spinola una rendición honrosa por la valía mostrada por los defensores de la ciudad.
La rendición de Breda se convertiría en la mayor victoria de Spinola, y una de las más importantes por su valor estratégico de la guerra en Flandes

 Ambrosio Spinola
 Mapa del sitio de Breda
 Arcabuz y mosquete españoles

Share:

18 ene. 2012

Diego Garcia de Paredes

Grandes héroes de la historia de España, Diego García de Paredes. Tan valiente como rudo, tan fuerte como noble, Diego García de Paredes mas conocido como "el Sansón de Extremadura" fue de los mejores, si no el mejor soldado de la historia. Un hombre que no temía a la muerte y cuyo genio fruto de un gran carácter, era temido allá donde iba. Era un hombre que no pasaba inadvertido, de imponente apariencia física muy corpulento y con una potencia física sin igual. En combate era un buen hombre al que tener alado pero el peor que se podía tener enfrente, su manera de combatir es conocida por apariencia de que el buen Diego alcanzaba un estado cercano a la enajenación. Siempre defendió a su corona y trató de defenderla de todos sus enemigos, nada le podía molestar más que una ofensa a su patria. En ocasiones indomable supo llena su apellido de gloria y honor algo muy apreciado en la época y sobre todo era un hombre que no dejaba indiferente a nadie. Diego García de Paredes se convertiría en todo un símbolo para la época. Por desgracia mas sus hazañas no son tan conocidas como debería pero este soldado se merece un hueco en la historia.

Nombre: Diego García de Paredes.
Apodo: El Sansón de Extremadura.
Rango: Coronel del ejército de España y Maestre de campo del Sacro imperio Romano Germánico.
Guerras: Guerra de Granada, Guerra de Grecia, Guerra de Italia, Campañas en el Norte de África y Guerra de Navarra (Además de otras guerras o batallas menores).
LealtadPendón heráldico de los Reyes Catolicos de 1492-1504.svg España
Emblem of the Papacy SE.svg Estados Pontificios
Banner of the Holy Roman Emperor (after 1400).svg Sacro Imperio Romano Germanico

Nacido en Trujillo (Extremadura) en 1468, desde pequeño Diego García de Paredes comienza a interesarse por el mundo de las armas, como inspiración su padre al que todo el día ve entrenando. Como todo hijo Diego comienza a querer imitarle aprendiendo a manejar la espada prácticamente desde que tiene uso de razón. Durante su infancia comienza a despuntar y se decía que nadie de su edad era capaz de ganarle en un duelo. Además de las armas también aprendió a leer y escribir cosa muy rara en la época pues en la edad media el índice de alfabetización era realmente bajo fuera de la corte y los monasterios. En 1496 Diego queda huérfano y se dirige junto a su hermano bastardo a Nápoles para luchar en la guerra de Italia, pero esta no era muy activa por lo que de ahí se fue a Roma y comenzó a servir a las órdenes del papado. Allí algún enchufe y una reyerta callejera en la que Diego García de Paredes mata a cinco italianos, hiere a diez, y hace huir a los demás le permite encontrar trabajo como guardaespaldas del papa Alejandro VI. Para el realizo multitud de servicios en el ejercito papal destacando la toma de Montefiascone donde arrancó de cuajo las argollas de hierro del portón de la fortaleza para dar entrada al ejército pontificio.
Su etapa en el ejército papal terminaría tras ganas un lance con un capitán italiano de los Borgia Césare el Romano, al cual decapitó. Este tenia influencias en las altas esferas lo que supuso la destitución de Diego García de Paredes y su encarcelamiento


Tras fugarse, el Sansón de Extremadura pasa por un pequeño periodo de servir para señores contrarios a los Borgia para acabar por volver a servir al ejército español. Su primera gran gesta ocurrió en Grecia, donde a las ordenes del Gran Capitán lucha en el Asedio de Cefalonia. En este, Diego se ve preso por una especie de garfios que utilizaban los otomanos para atraer a los soldados a su muralla para ahí matarlos. Diego consiguió zafarse del artilugio cayendo este en la muralla pero libre. Ahí comenzó una matanza, refuerzos y mas refuerzos se abalanzaban sobre el pero nada podía contenerle, Diego estaba desatado y mas y mas musulmanes probaban la hoja de su espada. Tras tres días (esto aparece en todas las crónicas reales) de lucha fue apresado cuando el hambre y la sed extenuaron al extremeño. Los turcos respetaron su vida ante la valía de la acción. El asedio continuó y cuando se desato el alcalde final, Diego echó abajo la puerta de su celda quedando liberado matando a sus guardias y colaborando en el ataque final. Fue aquí donde El Hércules y Sansón de España como así le llamaban sus enemigos comenzo a labrarse su leyenda.
Durante un breve periodo de tiempo el ejército español quedó inactivo, algo que Diego detestaba. Su participación en Cefalonia le valió el perdón del papa. Junto a su ejercito y como coronel Diego participo en las tomas de Rimini, Fosara, en los Apeninos, y Faenza realizando gestas "dignas de eterna memoria" según el Papa. A finales de 1501 comienza la II Guerra de Nápoles y Diego se reengancha en el ejército español. Allí lucha en sus batallas más importantes, y realiza su mayor gesta. Tras un reproche injusto del Gran Capitán, Diego enloquece, y ciego por la rabia y la ira, se dirige el solo al puente del Río Garellano donde hay un destacamento francés de 2.000 hombres. El puente solo deja lugar para duelos uno contra uno, y uno tras otro van pasando los desafortunados franceses que siembran la zona de cadáveres. La bravura de Diego no parece tener límites y los franceses continúan muriendo a manos de este. Ni franceses ni españoles dan crédito a la escena, finalmente tropas españoles se acercan a su posición donde le convencen de retirarse dejando tras de sí unos 500 franceses muertos sin que el Sansón Extremeño sufriese daño alguno.
Diego García de Paredes además de gran soldado era un gran duelista, batiéndose en escenarios variopintos, desde reyertas de bar hasta duelos concertados. Resultó victorioso en sus más de 300 duelos, habrían sido más de no ser porque muchos de sus contrincantes no se atrevían a presentarse a los duelos acordados. Su envite mas famoso ocurrió el 19 de Septiembre de 1502 cuando se acordó un duelo entres los mejores 11 caballeros españoles y los 11 mejores franceses, fruto de las burlas de los caballeros franceses ante los soldados españoles. Diego convaleciente de heridas de guerra acudió. En el lance un caballero español se rindió. Por el lado francés Diego mataría a un caballero y rendiría a otro. Cuando los caballeros españoles tenían arrinconados a los franceses, estos ofrecieron un alto a las hostilidades y reconocieron el buen hacer de los caballeros españoles, estos ya extenuados aceptaron el fin del lance pero ¿Todos? No. Diego García de Paredes no quería irse sin ser el total vencedor, y con las manos desnudas por haber perdido sus armas combatiendo, la emplea a pedradas con los franceses utilizando las piedras que delimitan el campo, tal fue el ataque de cólera que los franceses huyeron del campo.
Al acabar la guerra de Italia, el sansón extremeño volvió a España donde se encontró con un pueblo que lo consideraba un héroe pero también con una realeza que le daba la espalda sobretodo por su amistad con El Gran Capitán. Esto hizo que Diego perdiera la fe en la realeza y se dedicase durante tiempo a surcar los mares en busca de presas lo que le hizo ser incluso buscado por la justicia. Esta etapa no dudaría mucho y pronto volvió a servir a la cristiandad en la conquista del Norte de África donde mostró su valía en episodios como la conquista de Oran y el sometimiento de las coronas de Argel y Túnez entre otros logros. Tras la guerra en África participa en una serie de campañas enrolado en el ejército de Sacro Imperio Romano Germánico en Italia donde por ejemplo defendió heroicamente Verona. Su gran fama ya extendida a toda Europa le llevo a ser coronel de la Liga Santa y también participo en varias batallas con esta. Por ultimo fue caballero de espuela dorada del emperador Carlos V tras 3 años inactivos en su tierra natal, su última batalla fue la del Danubio contra los turcos, unos viejos conocidos de Diego. Finalmente ironías del destino Diego García de Paredes muere en Bolonia en 1533 en un simple juego de niños al caer de su caballo cuando intentaba golpear unas pajas con su lanza. Se fue aquel día un hombre de fuerza sobrehumana, leal como pocos y soldado como ninguno


Share:

14 ene. 2012

La Batalla de Alesia (Sitio de Alesia)

Corrían buenos tiempos para Roma que no cesaba de extender su imperio. Julio Cesar el mas mediático y eficaz de sus emperadores estaba a punto de conquistar la Galia y proclamarla provincia de Roma lo que la convertiría en una nueva zona donde poder recaudar impuestos y tomar esclavos con los que enriquecerse. No obstante las diferentes tribus galas no eran muy sumisas a Roma salvo excepciones en las que se forjaban alianzas. Vercingétorix líder de los arvernos consiguió formar una alianza que englobaba a la mayoría de tribus de la Galia y formó un ejército capaz de plantarle cara a Roma. No obstante huían del enfrentamiento directo en campo abierto a sabiendas de la mayor efectividad de las legiones romanas, pero si organizaron guerrillas y hostigaban constantemente los suministros del ejercito romano. Julio Cesar comenzó a perseguir a Vercingetorix lo que le llevo a la ciudad de Alesia a la que puso cerco con el fin de rendir por hambre a los 80.000 soldados de Vercingetorix y a los civiles recluidos en la ciudad.

Guerra: Guerra de las Galias.
Batalla: Batalla de Alesia o Sitio de Alesia.
Fecha: Septiembre y Octubre de 52 a.C.
Resultado: Victoria romana.
Clave: Fortificación romana y lucha personal de Julio Cesar
Beligerantes
República RomanaTribus de la Galia (Galos)
Bajas:
Imperio Romano: Desconocidas, en cualquier caso menores que las del enemigo
Galos: En torno a 100.000 aunque las cifras varian entre 40.000 y 250.000 segun la fuente.

Para aislar completamente la ciudad y garantizar el bloqueo y la ausencia de provisiones, los romanos construyeron un gran muro de 18 Km. de largo y 4 metros de largo con fortificaciones reforzadas cada cierta distancia, todo ello bien resguardado por un doble foso en algunas zonas lleno de agua. La obra concluyó en tan solo 3 semanas a pesar de los esfuerzos de la caballería gala sitiada por mermar las obras. Los romanos preveían la llegada de un gran ejercito a Alesia dirigido por Comio (8.000 jinetes y 240.000 hombres) que liberase la ciudad por lo que se construyó un segundo gran muro con un perímetro de 21 Km. No obstante este ejercito estaba lejos y antes de que llegase las condiciones de Alesia eran ya muy precarias. La sobrepoblación de la ciudad significaría una pronta capitulación pero entonces el líder galo hizo salir a la mayoría de civiles (niños, mujeres y ancianos) de la ciudad para que los romanos se hiciesen cargo de ellos, pero Julio Cesar no los aceptó. A su vuelta el ejército galo no les abrió las puertas por lo que los civiles quedaron en tierra de nadie, entre dos muros abandonados a su suerte.
El destino de los civiles era  una especie de pulso entre ambos líderes además de una decisión de importancia estratégica vital. El pulso lo acabo perdiendo Vercingetorix quien cedió a las presiones y abrió de nuevo las puertas de la ciudad. Alesia no aguantaría mucho más de este modo así que el ejército de liberación galo debería llegar rápido. Por suerte para los sitiados las tropas llegaron rápidamente a finales de Septiembre y aunque no se sabe como lograron coordinarse con las tropas sitiadas lanzando un ataque simultaneo a los muros interiores y exteriores romanos. Tras una durísima lucha entre miles y miles de soldados los galos fueron incapaces de abrir brecha alguna en el muro fracasando ambos ataques. Un segundo ataque esta vez nocturno, seria lanzado al día siguiente. Los galos amparados en la oscuridad consiguieron acercarse sigilosamente hasta cerca de la muralla sorprendiendo a los romanos quienes estaban al borde de la derrota cuando apareció Marco Antonio con la caballería salvando la situación. Un ataque desde dentro volvió a suceder de forma coordinada pero las trincheras cavadas por los romanos en previsión de este lograron que tardasen lo suficiente en acercarse como para organizarse bien y eliminar el factor sorpresa. Los romanos consiguieron rechazar a un enemigo que les triplicaba en número.
 
El 2 de Octubre ocurriría el hecho de mayor importancia en la batalla. Los galos supieron de la existencia de una deficiencia en las defensas exteriores romanas. Existía un río que no permitía levantar muro alguno en sus aledaños por lo que era una brecha natural en las infranqueables defensas romanas. Julio Cesar dispuso 4.000 hombres para tapar tal agujero, pero los galos lanzaron un ataque masivo de 60.000 hombres. Por si fuera poco Vercingetorix también ordeno un ataque masivo contra las murallas interiores en todos los ángulos de la fortificación para mantener a las tropas romanas alejadas de la brecha. La caballería romana fue enviada a defender el paso junto a los 4.000 hombres que ya la guardaban. Las demás tropas mientras aguantaba la caballería hicieron retroceder a Vercingetorix quien tuvo que retirarse a la ciudad al verse mermada su fuerza ya que su ataque fue muy disperso al querer atacar en todos los flancos. A pesar de esta retirada la caballería comenzaba a estar en serios aprietos. Los galos cargaban con fiereza amparándose en su superioridad numérica. Ante tal situación el propio Julio Cesar se dirigió a la lucha con su famosa capa roja que le distinguía en el combate y 6.000 hombres llegando a esta por la retaguardia de los atacantes.

Los soldados romanos que se estaban viendo superados recobraron la moral y la fuerza al ver a su líder en primera línea de combate luchando con valor y derribando enemigos. El desanimo y el miedo empezó a expandirse como la pólvora en el ejército galo y muchos hombres comenzaron a intentar retirarse provocando una retirada masiva, lo que permitió a los ya extenuados soldados romanos darse un festín de sangre. Al día siguiente y sabedores de la derrota del día anterior los sitiados se rindieron dando la victoria a Roma y por tanto el control de la Galia. El ejercito galo no solo había sido vencido sino que además había sido totalmente desmantelado.

 Estatua de Vercingetorix
 Estatua de Julio Cesar
 Plano de la defensa de Alesia
Fortificación romana con fosos

Share:

11 ene. 2012

Blas de Lezo y Olavarrieta

Libros recomendados sobre el tema



Grandes héroes de la historia, Blas de Lezo. Soldado como muchos y estratega como pocos, Blas de Lezo y Olavarrieta se convirtió en una leyenda en el siglo XVIII, un hombre que desde pequeño soñaba con ser un gran comandante y que ya desde su adolescencia se comenzó a curtir en grandes batallas quedando marcado de por vida al ser herido desde bien joven.
Durante años se convirtió es el azote de los ingleses y era temido allá por donde iba. Sus batallas prácticamente contadas por victorias y la ingente cantidad de barcos hundidos y capturados convirtieron a Blas de Lezo en una de las mejores armas de la armada del Imperio Español. Un hombre con el que la historia no ha sido justa y que nunca gozó del reconocimiento merecido (como otros tantos personajes españoles distinguidos), ya que Blas de Lezo es sin duda uno de los mejores, si no el mejor, comandante de la historia de nuestra armada.

Nombre:  Blas de Lezo y Olabarrieta (3 de Febrero de 1689 - 7 de Septiembre de 1741).
Apodo: Almirante Patapalo o Mediohombre.
Guerras: Guerra de Sucesion y Guerra de la Oreja de Jenkins.
Rango: Teniente General.
LealtadBandera de España 1701-1760.svg España

Blas de Lezo nació en Pasajes (Guipuzcoa) en su ADN corría sangre de marino, todos sus antepasados más cercanos lo habían sido y sin duda esto había despertado la admiración del pequeño Blas de Lezo hacia el mar, que siempre había querido emular a su estirpe. Sus estudios elementales los efectúa en Francia y a los 12 años se alista en la marina francesa aliada de España en aquellos años durante la guerra de sucesión (que buscaba un heredero de Carlos II, muerto sin descendencia). Mientras que Francia apoya la candidatura al trono de Felipe de Anjou, Inglaterra defiende la de Carlos de Austria por lo que el conflicto trasciende a un marco internacional. Con 15 años, Blas de Lezo combate en su primera gran batalla, frente a costas malagueñas. Una gran batalla en la que una flota franco-española se enfrenta con éxito a una flota anglo-holandesa, la superioridad numérica (96 navíos franco-españoles contra 60 anglo-holandeses) da la victoria a la flota franco-española. En esta batalla Blas de Lezo lucha con tesón y valentía hasta que una bala de cañón le alcanza en la pierna. Esta pierna tiene que ser amputada de urgencia sin anestesia salvando la vida del entonces joven Blas de Lezo. Cuentan que Blas de Lezo no pronunció queja ninguna durante su operación. Esta batalla le vale el ascenso a Alférez de Bajel de Alto Bordo.
 
Tras su ascenso y recuperación y ya sirviendo a España, Blas de Lezo se dedica a patrullar el Mediterráneo a bordo de diferentes buques. Durante esta etapa apresa multitud de barcos ingleses mucho de ellos mayores que su propio buque entre los que destaca el Resolution inglés de 70 cañones. También socorre con éxito las plazas de Peñíscola y Palermo. Como premio muchos de sus prisioneros son conducidos a Pasajes, su pueblo natal. En 1706 es emplazado con una flotilla para asistir a la asediada Barcelona sobre las que los ingleses tienen levantado un gran cerco marino. Para saltarse el cerco Blas de Lezo deja flotando en el agua paja ardiendo la cual crea una gran nube de humo que oculta a los barcos españoles. A su vez carga los cañones con un material incendiario que prende fuego a los barcos ingleses. Finalmente asiste a Barcelona con éxito a pesar de su gran inferioridad. Tras este hecho se le destaca a Santa Catalina de Tolón donde se le encarga la defensa de su fortaleza, por primera vez Blas de Lezo se encarga de defender una plaza en tierra firme, con éxito como siempre aunque vuelve a ser herido por una esquirla que se le incrusta en el ojo izquierdo dejando al maltrecho pero incansable marino tuerto de por vida.
 
Tras su recuperación en Rochefort, Blas de Lezo es ascendido a Teniente de Guardacostas. Su siguiente gran acción se desarrollara ahí en 1710 donde rinde una decena de barcos, el menor de 20 piezas así como consigue capturar el Stanhope provisto de 70 cañones, 3 veces mas que el buque en el que viajaba Blas de Lezo. Para capturar esta nave se recurrió al abordaje lanzando garfios sobre el navío inglés. Los ingleses inmersos en pánico  no tuvieron nada que hacer en el cuerpo a cuerpo contra la infantería de marina española, algo bastante frecuente en la época. Tras este cometido Blas de Lezo volvió a ser ascendido, esta vez a Capitán de Fragata. En 1712 comenzó a servir a las órdenes del Almirante Andrés de Pes quien tras comprobar la valía del marino guipuzcoano recomendó a este consiguiendo Blas de Lezo el ascenso a Capitán de Navío con tan solo 23 años. Barcelona de nuevo asediada vuelve a ser socorrida por Blas de Lezo, y este recibe un balazo en su antebrazo derecho que provoca su amputación. Es aquí cuando con solo con 25 años se le pone el sobrenombre de Mediohombre. Durante esta época apresa 11 navíos ingleses y rinde Mallorca sin violencia gracias al temor que infundía entre sus enemigos.
 
Desde el final de la Guerra de Sucesión hasta 1730 Blas de Lezo es enviado a America donde se dedica a luchar contra la piratería y contra los corsarios financiados por Inglaterra para sabotear las rutas comerciales españolas, en 1725 se casa en Lima con Josefa Pacheco. A su vuelta a España fue ascendido a Jefe de la Escuadra Naval del Mediterráneo. Durante esta etapa hay que destacar dos hechos, el primero tiene lugar en Génova donde Blas de Lezo se presentó con 6 navíos y exigió el pago de dos millones de pesos y un homenaje a la bandera real, estableció un plazo y finalmente Génova aceptó. Con la mayor parte de ese dinero se financio la campaña a Orán a la que como no podía ser de otra manera Blas de Lezo acudió con 54 buques y 30.000 hombres rindiendo la ciudad. No obstante Bay Hassan conocido pirata argelino logró unir tropas y volver a sitiarla. Blas de Lezo acudió con 6 navíos levantando el sitio y persiguiendo al pirata hasta su propia fortaleza bien defendida por castillos y 4000 hombres que no achantaron a Blas de Lezo que una vez más salió victorioso del envite.
En 1734 Blas de Lezo es ascendido a Teniente General de la armada y enviado de vuelta a América donde escribirá una de las páginas más gloriosas de la historia de las fuerzas armadas españolas El sitio de Cartagena de Indias de lectura obligada para cualquier amante de la historia. Finalmente tras una intensa vida que le había costado la salud y le había aportado un respeto y un honor impagables Blas de Lezo muere tras contraer la peste en Cartagena de Indias fruto de los cadáveres insepultos ingleses que colmaban las afueras de la ciudad.
 Fragata "Blas de Lezo"
 Monedas conmemorativas inglesas que mando acuñar el comandante ingles Vernon ante la "segura"victoria en Cartagena de Indias, como curiosidad en ella Blas de Lezo aparece sin mutilar arrodillado. Tal victoria nunca se produciría.
Sello conmemorativo de Blas de Lezo
Share: