3/12/2012

La Batalla de Kursk

Grandes Batallas de la Segunda Guerra Mundial, La Batalla de Kursk. Las cosas comienzan a ir mal para Alemania tras el gran desastre de la Batalla de Stalingrado, la mayor batalla de la historia. No obstante los alemanes han conseguido frenar el avance soviético y planean un gran contraataque contra un punto débil de las líneas del Ejército Rojo que sobresalen en el territorio alemán, en concreto una punta de 160 km. de longitud por otros tantos de grosor. El plan de ataque diseñado por Erich Von Mastein estaba programado para Mayo, tiempo suficiente para reorganizar las líneas alemanas y contar con los nuevos carros de combate alemanes de última generación, los Panther y los Ferdinand. El plan se basaba en atraer a todas las fuerzas soviéticas posibles a la zona y realizar un impresionante movimiento de pinza que se cerraría cerca de Kursk permitiendo acabar con cientos de miles de soldados soviéticos, recuperando no solo la iniciativa de la Segunda Guerra Mundial, sino también dando una impagable inyección de moral tanto a la Wehrmacht como a las Waffen SS. El Ejército Rojo por su parte, llevaba ya meses de ofensivas y se encontraba realmente desgastado pero contaba con información de los espías soviéticos que habían anticipado los planes alemanes. Este hecho unido con el retraso alemán del ataque, permitió a los soviéticos trazar una espectacular red defensiva anti-tanque que amenazaba con comprometer el plan alemán.

Guerra: Segunda Guerra Mundial
Batalla: La Batalla de Kursk
Fecha: 5 de Julio de 1943 - 23 de Agosto de 1943
Lugar: Kursk, Unión Soviética
Resultado: Victoria soviética
Clave: anticipación soviética y desembarco aliado en Sicilia.
Beligerantes
Bandera de Alemania Alemania NaziBandera de la Unión Soviética Unión Soviética

Bajas:
Alemania Nazi: 100.000 muertos, 100.000 heridos, 700 tanques y armas de asalto, 681 aviones.
Unión Soviética: 250.000 muertos y 600.000 heridos, 6.064 tanques, y armas de asalto, 1.626 aviones.
*Cifras aproximadas

La estupenda red defensiva soviética se componía de una serie de fortificaciones defensivas en las que abundaban hasta 8 líneas diferentes de búnkers y trincheras, de una profundidad de 175 Kilometros. Alemania era consciente de este entramado defensivo pero aun así decidió llevar a cabo la ofensiva. Además los soviéticos habían enterrado cerca de 400.000 minas complicando de gran manera el avance de los blindados alemanes. Para comandar a las tropas del Ejercito Rojo, se envió al general Zhúkov, quien ya había salido victorioso de la Batalla de Kursk. El plan de Zhúkov consistía en retener y desgastar gracias a las grandes defensas construidas el avance alemán, para después iniciar un contraataque en el que lo primordial sería contar con superioridad numérica en todas las situaciones. El ejército soviético que se encargaría de este menester se componía de 1.300.000 hombres, 20.000 piezas de artillería, 2.400 aviones de combate y 3.300 tanques. Por su parte, las fuerzas alemanas que tomaron parte en la Batalla de Kursk se componían de 900.000 hombres, 2.700 tanques, 2.000 aviones de combate y cerca de 9.000 piezas de artillería.
batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial
La operación alemana, bautizada como operación Ciudadela, comenzó la noche del 4 de Julio con un intenso bombardeo de aviación y de artillería sobre las líneas soviéticas. A su vez, los zapadores alemanes comenzaron a abrir vías para los tanques alemanes por el inmenso campo de minas preparado por los soviéticos. A causa de uno de estos zapadores que fue detenido, los soviéticos fueron capaces de saber la hora exacta del comienzo del ataque alemán el día siguiente. El conocimiento de este hecho les permitió realizar un gran bombardeo con artillería y aviación justo 10 minutos antes del comienzo del ataque alemán. No obstante el ataque comenzó sin mayores dificultades y los dos lados de la pinza comenzaron sus ofensivas con distinta suerte. En el norte la cosa no pintaba nada bien para Alemania. En una semana de avance los alemanes no fueron capaces de penetrar más de 10 Km. a costa de sufrir un número considerable de bajas aun echando mano de la reserva de tanques. La efectividad de las defensas soviéticas se demostró desde el principio de la Batalla de Kursk y además los soviéticos contaban con que Moscú tenía la capacidad de conocer las órdenes encriptadas del ejército alemán, de esta forma estaban enterados de las nuevas tácticas y de los movimientos germanos, pudiéndose los soviéticos adelantar siempre a sus movimientos.
batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial
Por su parte, en el sur, la Batalla de Kursk pintaba mejor para los intereses del III Reich. La labor de los zapadores hizo efecto y los blindados alemanes pudieron adentrarse más en las líneas enemigas sufriendo, eso sí, notables bajas. Las fuerzas alemanas cuya punta de lanza estaba compuesta por 3 divisiones de élite de las Waffen SS, llegaron hasta la localidad de Prokhorovka donde se libraron los mayores combates de toda la Batalla de Kursk, prologándose estos desde el día 9 al día 15, siendo el día 12, especialmente sangriento para ambos bandos. La constante de estos combates fueron grandes choques entre grupos numerosos de blindados. En ellos, los alemanes agotaron su capacidad ofensiva y Hitler, desoyendo a Von Manstein sobre todo por el desembarco aliado en Sicilia, ordenó cancelar la operación Ciudadela y por tanto no permitió al general alemán desplegar la reserva con la que este creía que podía acabar con la batalla de forma victoriosa. Para Alemania este fue el final de la batalla, pero para el Ejército Rojo, este era solo el principio. El contraataque soviético iba a ser implacable. 
batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial
Dicho contraataque que a la postre sería uno de los grandes movimientos de la Segunda Guerra Mundial, comenzó el día 15 de Julio deshaciendo en poco tiempo todo progreso alemán anterior en la Batalla de Kursk, excepto en el sur donde las tropas soviéticas aún no estaban en condiciones de atacar debido al desgaste sufrido por las ofensivas alemanas anteriores. No obstante en cuanto se reorganizaron, las agotadas tropas alemanas comenzaron a caer y a retirarse. El avance soviético apenas se detuvo ya hasta la Batalla de Berlín que ponía fin a la Segunda Guerra Mundial en Europa. El contraataque soviético se convirtió en el primer avance importante del Ejérctio Rojo en verano. A su vez, la Batalla de Kursk se había convertido en la mayor batalla de tanques de la historia, y también en el fin de los sueños de Alemania de recuperar la iniciativa en el Frente Este, condenando a la Wehrmacht y a las Waffen SS a no poder planear ninguna gran ofensiva más contra el Ejército Rojo. Por último destacar dos aspectos, en primer lugar, lo acertado del desembarco aliado en Sicilia, desviando atención y tropas a Italia (Hasta 800.000 soldados alemanes acabarían invadiendo Italia). Y en Segundo lugar, es preciso decir que los soviéticos sufrieron bajas muy importantes, más incluso que Alemania, si bien la URSS aún tenía una gran reserva de recursos humanos de la cual el III Reich carecía.

batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial

batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial

batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial

batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial

batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial

batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial
 Cartel propagandístico, un soldado ruso rompe un cartel alemán que pone ¡Al Este!, mientras la imagen subtitula, ¡Al Oeste!
batalla-de-kursk-segunda-guerra-mundial



2 comentarios:

  1. Impresionante, excelente.. me gustan las historias que tratan sobre la Guerra, Me gusta la ultima imagen, como desearía estar alli

    ResponderEliminar
  2. RICARDO.
    28 DE OCTUBRE DEL 2013
    Me gustaria leer el punto de vista Ruso sobre esta famosa batalla de tanques en Kursk porque cada vez que leo sobre este tema escrito por personas de occidente me da la impresion que subestiman la capacidad intelectual de los Rusos en todos como si fueran sub normales que derrotaron a los alemanes en esta infausta guerra .

    ResponderEliminar