23/3/2012

La Batalla de Vitoria

Grandes Batallas de la Historia. La Batalla de Vitoria. Tras 3 años de guerra la situación en España comienza a ser favorable a los autóctonos. Napoleón ha visto mermadas sus fuerzas tanto en España como en su fatal campaña de Rusia. Desde Cádiz, las tropas aliadas formadas por españoles, ingleses portugueses y en menor medida alemanes comienzan su particular reconquista. En primavera de 1813, Wellington cruza la frontera con un gran ejercito que a medida que avanza se hace más fuerte, pues se abastece en las ciudades reconquistadas y suma hombres curtidos que provienen de las guerrillas que los españoles han formado como resistencia al invasor durante la mayor parte de la guerra. Pronto este ejército ocupó buena parte de las cuencas del Tajo y del Duero lo que hizo que José Bonaparte (hermano de Napoleón, y nombrado rey de España por este) huyese con su corte de Madrid y se refugiase en la otra orilla del Río Ebro. No obstante, el avance aliado era más rápido de lo que el hermano del temido Napoleón hubiese imaginado y el río ya había sido cruzado por los hombres de Wellington, por lo que tuvo que seguir huyendo hasta situarse en una zona llana cerca de Vitoria donde concentró la mayoría de las fuerzas que le quedaban, en total 64.600 hombres y 153 cañones. El ejército francés era más numeroso pero tropas francesas se dirigieron a Navarra para acabar con los guerrilleros navarros y guipuzcoanos y 15.000 hombres más marchaban hacia Bilbao. Aun así el grueso del ejército francés con el número de fuerzas antes mencionado permanecía a las puertas de Vitoria. El ejército de Wellington acudiría allí para enfrentarse a él y consolidar la superioridad aliada y la liberación de España

Guerra: Guerra de la Independencia Española.
Batalla: La Batalla de Vitoria.
Fecha: 21 de Junio de 1813.
Lugar: Vitoria, España.
Resultado: Victoria Aliada.
Clave: Ataque a cuatro bandas, buena ejecución del plan de Batalla aliado
Beligerantes
Bandera de Francia. I Imperio FrancesFlag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg España
Flag Portugal (1707).svg Portugal
Bajas:
Ejército aliado: 4.500 muertos.
Imperio Frances: 15.300 muertos, 2.000 prisioneros, 152 cañones capturados.


De los 64.400 hombres que componían el ejército francés que presentaría batalla, 6.000 eran unidades de caballería. Los 153 cañones cerraban la retaguardia y bloqueaban el camino sobre Bilbao, Logroño y Burgos. Por parte aliada lucharían 78.000 hombres de los cuales 10.000 eran caballería. Fueron los aliados quienes decidieron dar comienzo a las hostilidades. El ejercito aliado se dividió en 4 columnas que atacarían diferentes puntos clave de la defensa francesa para así poder hacer que esta se resquebrajarse y que cayese sobre si toda la furia contenida de la coalición que tanto tiempo llevaba resistiendo a la ocupación gala y que veía que por fin tenia la oportunidad de vengarse. La primera columna situada a la derecha del ejército, se encargaría de tomar los Altos de la Puebla y luego caer sobre Subijana de Álava. La segunda columna atacaría el centro francés mientras que la tercera se encargaría de la retaguardia y neutralizar el fuego de artillería francés. Por último la columna izquierda, atacaría el extremo derecho de la formación francesa con el propósito de alcanzar el camino hacia Bayona y así cortar la retirada del grueso del ejército y a ser posible de los oficiales Napoleónicos. Por parte francesa se esperaban los refuerzos de las tropas que marchaban hacia Bilbao pero estos todavía tardarían 3 días en llegar, lo que hacia imposible el auxilio a corto plazo.



La batalla comenzó a las 8:30 de la mañana, y el plan establecido se ejecutó casi a la perfección. La primera columna con la 1ª División Española a la cabeza comenzó el asalto a los Altos de la Puebla, y pronto consiguieron tomar la posición pero a partir de ahí lo que parecía mas fácil, no lo fue tanto bien cubiertos el avance a partir de la toma de la citada posición fue lento e incluso en ocasiones nulo. La columna izquierda por su parte estaba bordando a la perfección su misión. Habían conseguido traspasar la derecha del ejército francés y tomar posiciones en el Camino Real (camino hacia Bayona) por lo que la retirada francesa quedaba cortada. Fue entonces cuando sin pensárselo dos veces, la columna de centro-derecha se lanzó a por el centro francés con una brutalidad que pesó demasiado a las defensas francesas que si bien resistieron lo que pudieron e incluso algo más, no pudieron parar el empuje aliado y la sed de venganza que había generado la conquista francesa del territorio español.  Tras una encarnizada lucha las defensas francesas se rompen y empieza a cundir el pánico entre la tropa gala que inició como es normal en estos casos una retirada muy desorganizada hacia territorio francés. La artillería ya no disparaba pues la columna encargada de ella se había empleado a fondo para capturarla. Los hombres que huían de las acometidas de la caballería aliada que prácticamente ya cazaba a placer se vieron muchos rodeados por aquellos que cubrían la retirada, algo que para muchos fue el final de sus vidas.



Aquellos soldados que pudieron escapar dejaron tras de si un reguero de sangre y muerte, mas 15.000 bajas entre muertos y heridos y muchos prisioneros. Habrían sido más si las fuerzas aliadas no se hubiesen desorganizado para coger bienes franceses como botín. José Bonaparte tuvo que poner pies en polvorosa en cuanto vio a un grupo de husáres ingleses dirigirse hacia el, perdiendo todo el tesoro español que se llevaba a Francia, entre las que figuraban numerosas obras de arte (muchas de ellas fueron regaladas por Fernando VII a Wellington tras la guerra y actualmente expuestas en el museo de este. Por ejemplo algún cuadro de Velazquez). El general Álava con una compañía de caballería inglesa, evito que se saqueara en la huida la ciudad de Vitoria.

La consecuencia mas notable de esta victoria, no fue solo la recuperación de tanto arte y riqueza española sino la entrada de Austria en la guerra contra Francia, ya que Austria pudo comprobar que la fuerza de Francia ya no era la de años atrás.
Como curiosidades decir que la victoria de la Batalla de Vitoria fue tan importante que Ludwig Van Beethoven compuso una pieza "Wellingtons Siege" en honor a esta. Además hasta 38 regimientos hoy en día existentes en el ejército inglés llevan la palabra Vitoria en su nombre. Por último decir que la célebre Agustina de Aragón luchó en la Batalla de Vitoria.


Monumento dedicado a la Batalla de Vitoria

Entrada del general Álava en Vitoria
Mapa de la batalla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada