1/2/2012

La Batalla de Inglaterra

La Segunda Guerra Mundial había comenzado y desde el principio de esta, la situación no podía ser mejor para la Alemania Nazi. En Mayo de 1940 el ejército anglo-francés tiene que ser evacuado en Dunkerque y en junio de 1940 Francia se rinde dejando a Inglaterra sola contra Alemania. Esta situación se mantendría durante un año ya que la URSS y Alemania firmaron un pacto de no y EE.UU. se declaraba neutral. Tras la caída de Francia, Hitler pone sus miras en la toma de Inglaterra y es consciente de que es imposible una invasión anfibia y aérea sin tener la total superioridad en el aire debido al total control del mar por parte de la Royal Navy que de aquellas era la mejor fuerza marítima del mundo. También es consciente de que la rapidez es clave ya que pretende abrir un segundo frente contra la URSS cuando Inglaterra se rinda. La encargada de realizar la limpieza del aire y acabar con la RAF (Royal Air Forces) seria la Luftwaffe (fuerzas aéreas alemanas), la cual hasta ahora solo había cosechado victorias. No obstante se encontraba ante su mayor reto, acabar con una de las fuerzas aéreas más potentes del mundo.

Guerra: II Guerra Mundial.
Batalla: La Batalla de Inglaterra.
Fecha: Julio de 1940 - Mayo de 1941.
Lugar: Canal de la Mancha y Reino Unido.
Resultado: Victoria británica.
Clave: Cambio de estrategia de Hitler al no acabar con la RAF para comenzar a bombardear ciudades.
Beligerantes
Bandera del Reino Unido Reino Unido
Flag of the Commonwealth of Nations.svg Commonwealth británica
Bandera de Alemania Alemania Nazi
Bandera de Italia Italia
Bajas: 
Reino Unido: 1.023 cazas, 524 bombarderos, 27.540 civiles muertos, 32.138 civiles heridos.
Potencias del Eje: 873 cazas, 1014 bombarderos.

La operación diseñada para la invasión de Inglaterra fue llamada "Operación León Marino" y consistía en aprovechar la superioridad numérica de la Luftwaffe (3.600 aviones por los 871 aviones ingleses) y la mayor experiencia en combate de sus pilotos. La Luftwaffe tenía bases aéreas en Noruega, Países Bajos y Francia. Para ejercer presión sobre las defensas inglesas la Luftwaffe atacaría con todos sus recursos los convoyes marítimos que navegasen sobre el Canal de la Mancha y las defensas antiaéreas del sur de Inglaterra, además se concentraría en acabar con la actividad industrial en los alrededores de Londres y en atacar todos los aeródromos posibles para destruir las maquinas de la RAF en tierra. Tal cual estaba planeado se comenzó a ejecutar esta estrategia y en un principio parecía fructificar, pero los alemanes no contaban con un nuevo invento de los ingleses y que les permitía tener una superioridad táctica que contrarrestase la superioridad numérica alemana. El radar permitía a la RAF adelantarse a muchas de las maniobras de la Luftwaffe. Además la industria aérea inglesa comenzó a producir con total prioridad y a un gran nivel. La idea de acabar con la RAF en unos pocos días debía ser abandonada
Bombarderos alemanes He-111

Pronto los objetivos cambiaron y se dejó más de lado el bombardeo a la industria inglesa para concentrarse plenamente en los aeródromos y los hangares de aviones. Para contrarrestar esto, los ingleses construyeron hangares falsos y reforzaron y camuflaron los existentes. No obstante estas tácticas no siempre funcionaban y multitud de aviones fueron destruidos en tierra desde el aire. Con esta nueva táctica se llevo a cabo el 24 de Agosto de 1940 un ataque a gran escala en el que participarían unos 1.000 bombarderos y más de 700 cazas realizándose 2119 acciones ese día. Este día fue bautizado como el Día del Águila. Tal día tan solo 40 aviones alemanes fueron derribados mientras que la RAF sufrió grandes destrozos. Aquella jornada por error y contra las órdenes de Hitler, el puerto de Londres fue bombardeado cayendo varios proyectiles sobre población civil. Esto se convirtió en el primer ataque indiscriminado sobre población civil en suelo ingles. El primer ministro ingles, Churchill decidió aprovecharse de la situación con la escusa de aquel ataque y atacar Berlín. Puesto que la RAF estaba ya en una situación muy precaria, el ataque no perseguía ningún fin destructivo, lo único que pretendía era dañar el orgullo de Hitler para que cambiase la estrategia que estaba llevando a la RAF a una situación de colapso inminente.

El plan de Churchill funcionó y Hitler abandonó su constante bombardeo a aeródromos que tan eficaz estaba siendo en Septiembre de 1940 para comenzar a bombardear las ciudades inglesas para aterrorizar a su población. Churchill sabia que muchas ciudades incluida Londres serian destruidas y muchos civiles morirían, pero estaba dispuesto a pagar ese precio para que la RAF se reorganizase y la producción de aviones comenzase a ser mayor, hasta el punto que la producción de aviones inglesa llegó a ser mayor que la alemana. El mayor problema en este momento para los ingleses eran la falta de pilotos experimentados y el bombardeo continuo tanto de noche como de día que llevaba acabo la Luftwaffe sobre multitud de ciudades británicas, en especial sobre Londres. A pesar de que las bajas de la Luftwaffe eran inferiores a las de la RAF, la campaña se estaba alargando en exceso y el objetivo no se estaba cumpliendo, la invasión a Inglaterra parecía lejana. 
Bombardero alemán sobre Londres

Mussolini colaboró enviando unos pocos aviones italianos que no fueron de gran ayuda ya que sufriendo enseguida grandes bajas. La RAF pronto se recupero al no tener la presión de los ataques a sus instalaciones y la resistencia por parte de esta aumentó. La falta de pilotos expertos ingleses fue solventada por la llegada de pilotos de países como Polonia, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Francia Libre, Argentina e incluso Estados Unidos. Sin conseguir su objetivo los ataques a gran escala en Inglaterra cesaron en Mayo de 1941 sin que la Luftwaffe lograse su objetivo. La operación León Marino no se pudo llevar acabo, el gobierno de Inglaterra no capituló, el frente occidental se mantuvo y Hitler tuvo que abrir en Junio el frente oriental ante el gran incremento de la producción militar soviética. La mayor parte de la Luftwaffe fue destinada al frente oriental para apoyar la invasión. A largo plazo las consecuencias de no invadir Inglaterra fueron desastrosas ya que esta se utilizaría como base para invadir Francia en 1944. Esta fue la primera derrota de la Luftwaffe. Además los ataques contra la población civil no solo no pusieron a los ingleses en contra de su gobierno y de la guerra sino que se fomentó un sentimiento de odio frente a Alemania. El pueblo ingles quería venganza. 

 Restos del bombardeo en Londres
 Caza alemán
 Caza británico
Restos del bombardeo en Londres
Restos del bombardeo en Londres
Pilotos de la RAF
Restos del bombardeo en Londres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada