15 nov. 2011

El Milagro de Empel

Grandes batallas de la historia. El milagro de Empel. Nos encontramos en el mayor matadero de Europa del momento, un pequeño territorio en el que se decide el futuro del continente. España como gran potencia mundial guerrea con todas las potencias europeas por todo el mundo pero es en Flandes donde los combates son más salvajes y donde se desarrollan en peores condiciones, sobre todo por el frío del norte del continente Europeo. El imperio español gasta gran parte del oro americano en estas guerras que hasta ahora han dado sus frutos, pero ¿A un precio excesivo? En la isla de Bommel, situada entre los ríos Mosa y Waal, los soldados del Tercio Viejo en clara inferioridad han quedado sitiados por las tropas del Almirante Holak que habían abierto el dique del río Mosa para aislar a los españoles. Estos no tienen escapatoria, pero 5.000 soldados de una de las mejores unidades de infantería si no la mejor de la historia, no venderá tan barata su piel, no obstante a los Tercios Españoles esta vez les va a hacer falta un milagro, el Milagro de Empel.

Guerra: Guerra de los 80 años.
Batalla: El Milagro de Empel (Batalla de Empel).
Fecha: 8 de Diciembre de 1585.
Lugar: Isla de Bommel, Flandes.
Victoria: Imperio español.
Clave: Congelación de la capa superficial del agua.
Beligerantes
Bandera de los Países Bajos Provincias Unidas de los  Paises BajosBandera de España Tercios Españoles
Bajas: Desconocidas por ambos bandos.

Los soldados del Tercio Viejo estaban a merced de la artillería de la flota enemiga, apenas tenían víveres ni ropa seca con la que combatir el frío, estaba claro que en aquella dichosa isla, las fuerzas españolas no aguantarían mucho. No obstante el almirante Holak que conocía bien a los españoles no quería bajas innecesarias por lo que a pesar de la precaria situación de los sitiados, este les ofrecería una honrosa rendición. La respuesta del Maestre de Campo  Bobadilla al cargo de los soldados españoles fue clara: «Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos». Esta insolencia a los ojos de Holak hizo que su orden inmediata fuera abrir un segundo dique e inundar aun más la zona. Los españoles se retiraron al lugar que aun permanecía sobre el mar, una pequeña colina llamada la colina de Empel.
Sin apenas esperanza y con la imposibilidad de su auxilio, el Tercio Viejo ya se preparaba para lo peor pues la mayoría de las pocas provisiones que les quedaban tuvieron que ser abandonadas a su suerte ante la violencia con la que se precipitó el agua sobre la isla. Tras este episodio y con el tercio dispuesto a aguantar cuanto se viniese encima, un soldado cavando una trinchera se topó con algo duro. Era una imagen flamenca de la Virgen de la Inmaculada Concepción. Los soldados del tercio eran muy católicos, y enseguida se tomaron el hallazgo como una señal divina. La imagen se dispuso en un altar improvisado y los soldados se encomendaron a ella para que les ayudase en la batalla. Bobadilla para arengar a sus soldados en plena adoración se dirigió a ellos y dijo: "¡Soldados! El hambre y el frío nos llevan a la derrota, pero la Virgen Inmaculada viene a salvarnos. ¿Queréis que se quemen las banderas, que se inutilice la artillería y que abordemos esta noche las galeras enemigas?" "¡Si queremos!".
Esto ocurre un día antes de que el enemigo tenga pensado atacar. El día 8 seria el día del ataque final pero, en la madrugada del día 7 al 8 un frío inusual acompañado de un viento huracanado, convierte en hielo la superficie del cauce del Mosa de tal forma que se podía caminar sobre él. Los soldados entonces vieron su oportunidad y marcharon sobre el hielo hacia la flota enemiga que no se esperaba un ataque total. Los combates fueron impecables para los españoles. Rebeldes y mas rebeldes morían, con una fiereza bestial los tercios acuchillaban y disparaban a todo aquel que se pusiese por delante, la sed de venganza acumulada por el asedio hacia que cualquier posible respuesta de los soldados holandeses fuese en vano. En el fuerte holandés situado a la orilla del río Mosa reinaba el desconcierto y el temor al ver que sus barcos estaban siendo destruidos. Finalmente los tercios de apodaron de numerosas armas, prisioneros, y de todos los barcos no destruidos. El Milagro de Empel se estaba gestando.
 
No obstante la venganza no estaría completa hasta que acabasen con el fuerte, cosa que con la moral por los aires de un tercio es muy fácil que ocurra. Esa misma madrugada el tercio recompuso su formación y marchó hacia el fuerte donde se encontraba la artillería que tan precaria había hecho la situación de los tercios durante el sitio. El Tercio Viejo lleno de rabia e ira cargó contra el fuerte que fue tomado en muy poco tiempo, los rebeldes holandeses eran incapaces de parar a los cuadros de arcabuceros y piqueros españoles. La desbandada holandesa fue total en cuanto el fuerte cayó en manos españolas, entre los que huían se encontraba el almirante Holak dejando dos frases para la historia:

"Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro"
"cinco mil españoles que eran a la vez cinco mil infantes, y cinco mil caballos ligeros y cinco mil gastadores y cinco mil diablos"

La virgen de la Inmaculada Concepción fue tomada desde aquel día como patrona de los tercios y hoy en día es la patrona de la infantería española.

La patrona de los tercios: La virgen de la Inmaculada Concepción
Soldados de los tercios
Share:

19 comentarios :

  1. Grandioso blog. La verdad es que tiene s una forma muy amena de contar las batallas. Sin duda pasare mas por aquí, sobre todo porque tengo "trabajo atrasado" con todo lo que has publicado.

    Sobre esta última entrada me ha parecido muy interesante, ya que es una historia que desconocía totalmente. Me ha encantado las frases del derrotado Holak.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, sera un placer tenerte como lector y seguire trabajando para contar mas historias como esta

    ResponderEliminar
  3. Interesante historia. La verdad desconocía la batalla, pero se ve que el destino jugaba aquella vez del lado de los españoles. Tal y como citas de Holak, dios fue español al obra.
    No me asombra que la virgen fuese tomada como La patrona de los tercios, bien ganado tuvo aquel puesto.
    Un Saludo.
    Uriel

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena me ha gustado mucho tu forma de narrar esta increible historia de valor y fe. Txerokee

    ResponderEliminar
  5. aquí y ahora, un infante de marina, orgulloso de serlo, conoce por que su patrona es la Virgen de la Inmaculadaa Concepción. GRacias por tan fabulosa historia.
    Valor,Honor y Lealtad.

    ResponderEliminar
  6. Todos los años, el 8 de diciembre, la infantería celebra los actos en memoria de su Patrona, la Inmaculada. Se celebran actos, con todas sus ceremonias y se lee, para que todo el mundo pueda conocerlo, el episodio de la Isla de Bommel. Se cita, además, lo que dijeron las fuentes oficiales holandesas, calificando el suceso de "algo inexplicable". Cualquier infante de los de verdad (los que van por tierra), conoce este suceso desde el momento en el que entra en este Arma del Ejército. Como ex infante, estoy orgulloso de nuestro pasado y de haber pertenecido a la misma. Has narrado el suceso muy bien y las imágenes que has elegido lo hacen mucho más ameno. Enhorabuena.
    "Presumen los ingenieros de tender muy bien los puentes,
    pero es la infantería la que siempre pisa el frente.
    Presumen los marineros de faenar siempre en el mar,
    pero es la infantería la que siempre va a matar".

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno el blog, esperamos historias de los españoles de las américas, en particular las guerras por la independencia americana...

    ResponderEliminar
  8. Cinco mil infantes españoles furiosos, amparados por la protección de su patrona, eran capaces de lograr lo imposible. Y lo consiguieron.
    Desgraciadamente, como tantas veces, hechos como éste suelen ser ninguneados en los libros de Historia que se enseña a nuestros hijos en el colegio.
    Hay que tener en cuenta que, posiblemente, el regimiento de Infantería más antiguo del mundo que todavía existe, es español: El nº 1, "Inmemorial del Rey".
    Y quien escribe ésto hizo su servicio militar en Infantería, y a mucha honra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El regimiento mas antiguo es el Soria n9 el sangriento

      Eliminar
  9. Tenemos la manía de recordar derrotas como Rocroi y no las muchas victorias como San Quintín, joder, y París la tenían en la mano.

    ResponderEliminar
  10. A callar la boca pandilla de fachas dejaros de ejercitos golpistas y reyes caducos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mandar callar la boca se necesita identificarse, es de cobardes no dar la cara. Aquellos eran hombres, españoles capaces de luchar por su patria no estos radicales insultones.

      Eliminar
  11. A ver anónimo del 8 de diciembre, que mira que fecha has elegido para entrar. A ver si te enteras, CUALQUIER EJERCITO MERECE HONRA PORQUE ELLOS ESTAN Y ESTARÀN SIEMPRE ENTRE EL ENEMIGO Y TU. Listo, a ver si tienes tú los h.... Que ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Mariá Fernández Alonso6 de diciembre de 2014, 6:56

      Quien dice a callar la boca peca de ignorancia y de muchas cosas más. La "pandilla" que dice somos Infantes y con eso está dicho todo. Y muy orgullosos y honrados somos y estamos de haber servido en el Arma de Infantería (desde soldaditos a Generales).
      Lo dice, quién suscribe, un cirujano que tiene el honor de haber servido, como Sargento de Infantaría en el Rgto. Aragón nº 17 (Málaga).
      El lunes es nuestra Patrona. Felicidades a todos.

      Eliminar
  12. Un sabor agridulce. Por un lado el orgullo de lo que fuimos, por otro la vergüenza no tanto de en qué nos hemos convertido, sino de cómo algunos ningunean las gestas de sus antepasados. No hay otra nación en la que haya tanto miserable y desagradecido. Así pues, gracias por recordarnos de dónde venimos, y hacernos sentir orgullosos de nuestro origen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. España tiene tantas gestas y hombres heroicos que nos hemos olvidado...Solo recordamos derrotas, Rocroy y Trafalgar; gracias a franceses e ingleses que se sienten muy orgullosos de esas batallas, lo que no dicen es que durante 200 años nadie, ni solos ni con alianzas pudieron vencernos. Todos contra nosotros y nosotros contra todos...ya que no nos vencían por la fuerza empezaron a difamarnos con la leyenda negra...Hoy dia tenemos tan mal concepto de nosotros mismos, de nuestra Historia y de nuestros Ejercitos que a muchos les de vergüenza llevar o lucir nuestra bandera...dicen que es de fachas, pero en el resto del Mundo todos las lucen hasta en la puerta de sus casas como en EEUU, la Grander de la France, o el orgullo British. Nos hemos convertido en un país de toros bravos...y de hombres mansos.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo contigo. Sin embargo, creo que nuestros problemas no son solamente no recordar nuestras victorias pasadas, sino tambien conocer nuestros logros presentes. No hace falta tener ansias de conquistar un nuevo imperio colonial, sencillamente creo que deberíamos desechar nuestros prejuicios de facha contra la gente que luce una pulserita con la bandera, o que se pone en pie cuando suena el himno. Tuve la suerte de estar en Estados Unidos por un tiempo, y allí, desde en los colegios hasta en cualquier encuentro deportivo, se juraba lealtad a la bandera y la constitución, o se cantaba el himno. Y esto pasa en muchos otros países. Se de gente que opina que lo correcto es irse de España, pero esa es solo la opción fácil. Fuimos, somos y seremos un gran país de gente más grande aún. Nunca lo olvides

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Jesús Navarro Castillo

    Bravo por los comentarios de la grandeza de España y en particular por los tercios y por todos aquellos héroes (que no son pocos) que ha tenido España. Gracias a Dios ya están muertos y no tienen que vivir la vergüenza de un pueblo que quiere obviar su pasado. Vergonzoso que no se enseñen estas hazañas en los colegios, y que la leyenda negra continúe. Un pueblo que olvida su pasado es un pueblo sin futuro.
    En otro orden de cosas habéis pensado que si no hubiera sido por heroicidades de nuestros antepasados, por ejemplo Blas de Lezo, en toda américa se hablaría ingles y no sería un continente católico. Hoy, después de 273 años se ha reconocido (por supuesto con suscripción popular) al levantar una estatua a tan gran héroe que fue capaz de tamaña historia. Son tantos nuestros héroes que casi faltarían calles para homenajearlos.

    ResponderEliminar