21 sept. 2011

La Batalla de Bailén

Grandes batallas de la historia, la Batalla de Bailén. España esta siendo invadida por los ejércitos de Napoleón Bonaparte, no obstante a estos les esta siendo mas difícil de lo previsto su conquista, algunas ciudades están resistiendo heroicamente como Zaragoza, y las guerrillas (consideradas las primeras de la historia tal y como hoy las conocemos) hacen estragos y desmoralizan constantemente a las huestes francesas.

Ahora el ejército napoleónico se dirige hacia Cádiz a liberar prisioneros franceses, a su mando, el general DuPont. Allí un ejército español comandado por el mariscal de campo Reding trata de salirle al paso para frenar su avance.

Guerra: Guerra de la Independencia Española.
Batalla: La Batalla de Bailén.
Fecha: 18 - 22 de Julio de 1808.
Lugar: Bailén, Jaén, España.
Resultado: Victoria española.
Clave: Ayuda de la población civil española
Beligerantes
Bandera de Francia Primer imperio francésBandera de España España
Bajas:
Imperio frances: 2.200 muertos, 400 heridos y 17.635 prisioneros.
España: 243 muertos y 735 heridos.


Ambos ejércitos se encuentran a las puertas de Bailén. Ya desde el principio los españoles cuentan con una gran ventaja, el calor, un calor sofocante con temperaturas altísimas incluso para la tierra donde se encontraban y las fechas del año en las que estaban. El calor se sentía por ambas partes pero los españoles tenían la ventaja de que desde Bailen los civiles no cesaban de llevarles agua, tanto para avituallar a los soldados exhaustos, como para enfriar la recalentada artillería, algo con lo que los franceses no contaban.

 Caballería española cargando contra el ejercito de Dupont
Ambos ejércitos esperan refuerzos, los españoles esperan la llegada del general Castaños con 9.375 soldados y 12 piezas de artillería mientras que los franceses esperan la llegada de Vedel con un ejército parecido en número al del general Castaños.
Las hostilidades comienzan el 19 de Julio a las 3 de la mañana, cuando la vanguardia francesa cruza el río Rumblar, a 5 Km. de Bailen y se encuentran con las posiciones avanzadas españolas, que son derrotadas sin mayor problema debido a su inferioridad numérica. No obstante hay soldados que consiguen escapar con sus caballos y dar la alarma de ataque. Recordemos que a pesar de que estamos en el siglo XIX aun no existe ningún sistema de comunicacion eficaz para estas situaciones. A tres Km. de la ciudad, la vanguardia española frenó el avance francés, la batalla había comenzado.
Las cargas francesas comenzaron a caer sobre los campos adyacentes a la ciudad y se sucedieron a lo largo del día, sin que ninguna logre abrir brecha en las sólidas defensas españolas. Ninguna tuvo éxito a pesar de que la caballería francesa tenía fama de ser una de las mejores si no la mejor caballería del mundo en aquella época. Lo único que consiguieron con las cargas fue extenuar cada vez mas a sus hombres, por tanto mientras que la defensa española implacable, no se rompía, al mediodía las fuerzas francesas estaban ya extenuadas. La artillería española por su parte también hizo un buen trabajo apoyando a los soldados locales. Esta a su vez era apoyada por el agua que venia de la ciudad traída por la población autóctona y que permitía que los cañones no se recalentasen por lo que no cesaban de disparar mermando toda carga que se aproximase demasiado a la ciudad.
Infanteria fracesa
Momentos antes de que el ejercito francés se rindiese apareció el general Castaños con su ejercito, lo que hacia inevitable la derrota francesa, los refuerzos franceses llegarían tarde y tan solo pudieron tomar como prisioneros a 1.200 españoles que cubrían un puesto avanzado, nada podía impedir la derrota gala, DuPont prohibió a Vedel continuar la batalla dándose esta por finalizada, el calor las balas y la bayoneta habían podido con los franceses, y el ejercito de DuPont fue hecho prisionero por completo.
Como curiosidad hay que resaltar que los prisioneros franceses durante la guerra de la independencia española, eran llevados a la isla de Cabrera, que fue utilizada como prisión natural, al acabar la guerra debido a la falta de provisiones tan solo quedaban vivos la mitad de prisioneros.
A su vez, la derrota en Bailen fue la primera derrota a gran escala sufrida por los ejercitos napoleonicos, que perdieron su etiqueta de invencibles.
 Capitulación del ejercito de Dupont
 Tropas españolas dejando atrás un rastro de cadáveres franceses
Share:

1 comentario :