23 may. 2016

,

La guerra más corta de la historia: Guerra Anglo-zanzibariana

La Guerra más corta de la historia. Guerras encarnizadas, batallas que se cobran ejércitos enteros, conflictos armados que se enquistan durante décadas. La historia está plagada de largos episodios crueles y sangrientos. Sin embargo, no todos los conflictos son así, y la desigualdad de fuerzas puede provocar situaciones que rozan el surrealismo.
últimos compases del siglo XIX, Europa se encuentra inmersa en una carrera colonial a lo largo y ancho del continente africano. Alemania, Francia, Inglaterra, Italia e incluso Portugal y España, tratan de maximizar la extensión de sus dominios y acaparar tanto enclaves estratégicos como fuentes de materias primas. 
En Zanzíbar, la muerte del sultán Hamad ibn Thuwaini el 25 de agosto de 1896 provocó una lucha por la sucesión de su trono. El candidato inglés, metrópoli que ejercía su influencia en la zona, era Hamud ibn Muhammad, sin embargo un golpe de estado de Khalid ibn Barghash, primo del difunto sultán impidió que los deseos ingleses pudieran materializarse. Inglaterra inmediatamente envió un ultimátum, Khalid debería abdicar antes de las 09:00 o las tropas inglesas destacadas en el lugar atacarían. El nuevo sultán movilizó a su modesta guardia y se atrincheró en su palacio.

Guerra: Guerra Anglo-zanzibariana
Lugar: Zanzíbar
Resultado: Victoria inglesa
Clave: Superioridad total

Beligerantes
Flag of the United Kingdom.svg Imperio BritánicoFlag of the Sultanate of Zanzibar.svg Zanzíbar

Bajas: 

Imperio Británico: 1 marine herido
Zanzíbar: 500 muertos

La defensa de los leales a Khalid constaba de 3.000 hombres. Junto con su modesta guardia personal, la resistencia era integrada por numerosos civiles reclutados para la ocasión así como esclavos y seguidores del flamante sultán. En cuanto al armamento, los defensores emplazaron a las puertas del palacio varias ametralladoras y alguna pieza de artillería.
Por su parte los ingleses contaban con tres cruceros, dos buques de guerra, 150 hombres de la marina británica y cerca de 900 zanzibarianos contrarios a Khalid.
A las 9:01 los barcos ingleses abrieron fuego contra el palacio del sultán causando una gran carnicería e inutilizando la artillería enemiga. A su vez, pequeñas embarcaciones trataron de enfrentarse sin éxito a los colosos barcos ingleses, resultando tres pequeñas embarcaciones zanzibarianas hundidas.

guerra-mas-corta-zanzibar


El bombardeo cesó a los 35 minutos cuando la bandera del palacio fue abatida por los propios defensores en señal de rendición. En las ruinas del complejo yacían 500 cuerpos sin vida mientras que tan solo se reportó un soldado inglés herido durante la batalla. La guerra más corta de la historia había finalizado en tan solo 35 minutos. Khalid huyó con los primeros disparos de la flota británica y pidió asilo político en el consulado de Alemania siéndole concedido por los alemanes y aceptado por los ingleses a cambio de que Khalid no volviese a poner un pie en Zanzíbar. El Imperio Británico estableció un gobierno títere con su hombre de confianza Hamud al frente. Khalid por su parte fue capturado por las fuerzas británicas en 1916 durante la Campaña del África Oriental de la Primera guerra mundial y fue exiliado a las Seychelles y a la isla Santa Elena antes de que se le permitiera regresar al África Oriental, donde murió, en Mombasa en 1927.

guerra-mas-corta-zanzibar


Publisher: blog - 16:32

20 may. 2016

,

La fogosa muerte de Fernándo el Católico

La muerte de Fernando el Católico. Fernando II de Aragón, más conocido como Fernando "El Católico", fue protagonista de una de las muertes reales más curiosas de la historia. Fallecida su esposa, Isabel "La Católica", probablemente por un cáncer de útero, Fernando se encontraba en una situación muy delicada. La llegada a Castilla de Felipe I "El Hermoso", apoyado por Francia y la demencia de la mujer de éste, la célebe Juana "La Loca", arrebataron a Fernando la regencia que el monarca aragonés ejercía sobre Castilla. Por deseo expreso de Isabel La Católica, su marido Fernando tenía el derecho sobre dicha regencia hasta que su nieto Carlos (futuro Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico) fuese mayor de edad.
Fernando El Católico contraatacó con un movimiento político maestro cerrado con el Tratado de Blois. Este tratado culminó con el matrimonio entre el anciano Fernando y una adolescente, Germana de Foix, una joven sobrina del rey francés de tan solo 18 años. Este enlace matrimonial neutralizó los apoyos galos a Felipe El Hermoso.

muerte-fernando-el-catolico

Cuando Felipe "El Hermoso" falleció repentinamente en misteriosas circustancias, Fernando "El Católico" encerró a su hija, la enajenada Juana, y volvió a asumir la regencia de Castilla. En el tratado de Blois, el Rey de Francia cedía la Corona de Nápoles y el título honorífico de Rey de Jerusalén. A cambio, Fernando El Católico se comprometía a nombrar heredero al hijo resultante del enlace entre él y Germana de Foix.
Esta última clausula del contrato requería que Fernando El Católico tuviese un hijo con su nueva esposa, lo cual era una tarea complicada debido a la longeva edad del monarca. Este hecho, unido al insaciable apetito sexual de la joven Germana de Foix, provocó que Fernando El Católico recurriese a la ciencia. Convencido, el vetusto monarca ingirió un brevaje rico en cantárida, producto resultante del escarabajo con efectos similares a los de la viagra. El consumo frecuente de esta sustancia, unido al consumo de otros afrodisiacos como testículos de toro, provocó finalmente una hemorragia cerebral que acabó con la vida de Fernando El Católico.

muerte-fernando-el-catolico

De la pareja tan solo surgió un hijo varón el cual murió pocas horas después de nacer. Antes de su muerte, Fernando El Católico dejó a su nieto y heredero Carlos I la tarea de cuidar y ocuparse económicamente de Germana de Foix, la viuda de Fernando. Carlos I, de 17 años se enamoró de su abuelastra de 29, teniendo incluso una relación amorosa que culminó con el nacimiento de una hija que el joven monarca nunca reoconoció.

muerte-fernando-el-catolico

Publisher: blog - 12:26

19 dic. 2015

, , ,

Diez batallas que cambiaron la historia

Para el que quiera ampliar información sobre el tema, os dejo con dos grandes libros sobre las mayores batallas de la historia:



Son muchas las batallas que de una u otra manera han condicionado y han dado forma al mundo tal y como lo conocemos actualmente. Sin embargo han sido diez las batallas que más han incidido en el mundo actual y las cuales han producido o han supuesto un cambio de inflexión en los grandes conflictos históricos.

1 - La Batalla de Gaugamela

Tras la gran amenaza que supuso el imperio persa durante años para las polis griegas y por extensión para el resto de Europa, el Imperio Persa llegaba a su fin. El Ejército de Macedonia con Alejandro Magno al frente, hacía añicos a las tropas persas que se vieron completamente superadas. Darío III, emperador persa, huyó del campo de batalla, salvando su vida pero perdiendo un imperio.




2 -La Batalla del Bosque de Teutoburgo

Tras una expansión sin límites y sin ningún enemigo capaz de plantarle cara, el Imperio Romano se extendía por Europa dándole a esta una etapa de esplendor como nunca antes había conocido. Sin embargo, la acumulación de territorios por dominar y la ineficiencia de una administración incapaz de gobernar eficientemente tan magno territorio, comenzaron a causar problemas para la estabilidad del Imperio Romano. A este hecho se unió un enemigo que aprovechando el conocimiento del terreno y la movilidad de sus tropas, emboscó a las fuerzas romanas en el Bosque de Teutoburgo. Roma perdió tres legiones y estableció su límite expansionista al sur del Río Rin.

3 - La Batalla de Poitiers

Tras tomar la Península Ibérica en apenas 15 años y acabar con el Reino Visigodo que dominaba las actuales España y Portugal, la expansión musulmana del Imperio Omeya continuó hacia el norte cruzando los Pirineos. El sur de Francia fue barrido sin apenas oposición, sin embargo en el año 726, las tropas francas con Carlos Martel al frente, pararon en seco la expansión musulmana en Europa a la altura de Tours / Poitiers. 
diez-batallas-que-cambiaron-la-historia

4 - La Batalla de Lepanto

Ocho siglos después, la amenaza islámica volvía a cernirse sobre Europa. Esta vez era el Imperio Otomano el que amenazaba con conquistar el Viejo Continente. El escenario de esta guerra sería el Mar Mediterráneo. Por su control se libraron incontables batallas, sin embargo fue la Batalla de Lepanto la que resultó decisiva. Una coalición cristiana llamada la Liga Santa encabezada por España y comandada por Don Juan de Austria y Álvaro de Bazán, acabó el 7 de octubre de 1571 con 30.000 turcos y casi 200 de sus barcos, frenando su expansionismo en seco.
diez-batallas-que-cambiaron-la-historia

5 - La Batalla de Trafalgar

Con un imperio napoleónico en plena expansión, y la amenaza francesa de conquistar la mismísima Inglaterra, el reino inglés necesitaba una gran victoria marítima que evitase la posibilidad de que la Grand Armée pudiera cruzar el Canal de la Mancha. Napoleón buscó en España un aliado que le ayudase en tan complicada empresa. La Batalla fue un rotundo éxito para Inglaterra a pesar de que perdió a Lord Nelson, uno de sus más brillantes generales. Sin embargo la Armada de Napoleón quedó notablemente debilitada y España no volvió a ser una potencia militar marítima.


6 - La Batalla de Waterloo

Tras la vuelta de Napoleón Bonaparte al frente de Francia, una de las mentes militares más brillantes de la historia, la Grand Armée, estaba dispuesta a reconquistar Europa. Para evitarlo, una coalición compuesta por Inglaterra y Prusia plantó cara a los franceses en la Batalla de Waterloo. El resultado de la batalla resultó ser el fin de Napoleón y la vuelta a la Francia monárquica. La nueva aventura imperial francesa había resultado ser un rotundo fracaso.

7 - La Batalla del Somme

Una Batalla como nunca antes se había visto en la humanidad. La mayor batalla de la Primera Guerra Mundial desgastó lo suficiente al ejército alemán para que la alianza liderada por Francia e Inglaterra se hiciese con la victoria final en la Gran Guerra. La Batalla del Somme fue una consecuencia directa de la Batalla de Verdún, es lógico considerar ambas como críticas en el desarrollo de la Primera Guerra Mundial. La importancia de la Batalla del Somme también es capital por ser la primera batalla en la que se utilizó un nuevo arma que cambiaría la guerra para siempre, el carro de combate.
diez-batallas-que-cambiaron-la-historia

8 - La Batalla del Alamein

En el Alamein, las tropas aliadas con Inglaterra y su general Montgomery a la cabeza, frenaron el, hasta la fecha, victorioso avance de los Afrika Korps del "Zorro del Desierto", el general Erwin Rommel. Esta batalla es vital en el desarrollo del resto de la guerra ya que fue la primera gran derrota terrestre sufrida por la Alemania Nazi y sobre todo, porque evitó un gran movimiento de pinza lanzado simultáneamente desde el sur de Europa y el Norte de África contra los campos petrolíferos soviéticos del Cáucaso.
diez-batallas-que-cambiaron-la-historia

9 - La Batalla de Midway

Otra batalla que cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial fue la Batalla de Midway, librada en el medio del Océano Pacífico entre Estados Unidos y Japón. En apenas cinco minutos, Estados Unidos hundió cuatro portaaviones japoneses. Japón, que hasta entonces no había encontrado un enemigo capaz de pararle, tuvo que pasar a la defensiva sufriendo una lenta y dolorosa derrota.
diez-batallas-que-cambiaron-la-historia

10 - La Batalla de Stalingrado

La mayor batalla de la historia de la humanidad tuvo como protagonistas a la Unión Soviética de Stalin y a la Alemania Nazi de Hitler. Stalingrado fue atacada en agosto de 1942 por la Wehrmacht. Sin embargo, el invierno y la capacidad soviética de reemplazar las bajas existentes terminó con la derrota alemana. La Batalla de Stalingrado está considerada el punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial, el Tercer Reich se debilitó y tuvo que pasar a la defensiva precipitando su final. La Batalla de Stalingrado dejó más de 2 millones de muertos.


diez-batallas-que-cambiaron-la-historia













Publisher: blog - 5:28

17 dic. 2015

, , ,

La Segunda Batalla de Faluya

Tras la invasión aliada de Irak encabezada por Estados Unidos en 2003 y la práctica inmediata caída del régimen de Sadam Husein, el país se había convertido en un inmenso campo de guerrilla en el que tanto islamistas radicales chiítas en el sur, como sunníes en el norte y centro, se enfrentaban a las fuerzas invasoras occidentales a la vez que llevaban a cabo un guerra sectaria entre ellos. El gobierno iraquí impuesto por Estados Unidos era incapaz de asegurar la estabilidad de la región y tanto Estados Unidos como Inglaterra estaban siendo sometidos a una gran sangría humana y económica. La insurgencia suní que puntualmente colaboraba con los restos del antiguo ejército de Sadam, era la fuerza que más daño estaba haciendo a las tropas aliadas. Un gran número de combatientes al servicio de Abu Musab al Zarqaui, ideólogo y arquitecto del futuro Estado Islámico, hicieron de la ciudad iraquí de Faluya, su feudo insurgente. A pesar de que el propio al Zarqaui abandonó previamente la ciudad junto a otros líderes insurgentes, cerca de 4.000 combatientes se prestaban a una batalla urbana que Estados Unidos no podía evitar, pues desarticular a la insurgencia suní era una de sus más altas prioridades. Faluya, la "Ciudad de las Mezquitas" de 300.000 habitantes y que había sido objeto de una fracasada ofensiva estadounidense meses antes, se preparaba para una nueva gran batalla.

Guerra: Segunda Guerral del Golfo / Guerra de Irak
Batalla: la Batalla de Faluya
Fecha: 7 de noviembre 2004 - 23 de diciembre 2004
Lugar: Faluya (Irak)
Resultado: Victoria aliada
Clave: superioridad de medios
Beligerantes
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de Irak Irak
Bandera del Reino Unido Reino Unido
Flag of the Ba'ath Party.svg Mujahideen Shura
Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Al Qaeda en Irak
Bajas:
Aliados: 107 muertos y 633 heridos.
Insurgencia: 1.350 muertos y 1.500 prisioneros.

Grandes batallas de la historia. La segunda batalla de Faluya. Tras la deserción de las fuerzas iraquíes gubernamentales y el paso de muchos de ellos a la propia insurgenica, con las armas que Estados Unidos les había proporcionado, la resistencia islamista suní ganó aún más fuerza en la ciudad. Cuando el gobierno iraquí y el americano anunciaron la ofensiva sobre Faluya, la insurgencia comenzó a preparar las defensas de la ciudad. El ataque fue planeado con cuatro actores principales. El grueso de las fuerzas estaba formado por seis batallones estadounidenses, cuatro de marines y dos del ejército a los que había que sumarles un centenar de aeronaves entre aviones y helicópteros. Estas unidades estarían apoyadas por un regimiento británico, el "Black Watch", un batallón de élite de Peshmerga (soldados kurdos iraquíes, competentes y fiables) y cuatro batallones del Ejército Iraquí de creencias sunitas.
La insurgencia se preparó a conciencia para la batalla. Se cavaron trincheras a las afueras de la ciudad, se tapiaron los accesos a las azoteas de los edificios más altos y sobre todo, se instalaron un sin fin de trampas consistentes la mayoría en IEDs, explosivos que se detonaban al abrir una puerta, pisar una cuerda, accionar un interruptor o cualquier otra acción cotidiana. También se establecieron barricadas, nidos estratégicos de ametralladoras y se llevaron a cabo todo tipo de tácticas de guerrilla urbana. Los insurgentes se dividieron en guerrilleros, cuyo cometido era el de atacar y retirarse, y mártires, que no eran más que suicidas que tratarían de infringir el mayor daño a las tropas aliadas.
Segunda-batalla-de-faluya
Por su parte Estados Unidos también preparó bien la ofensiva. Mientras que las tropas norteamericanas llevarían el peso de la operación, los ingleses actuarían como cebo en el sur, haciendo creer a la insurgencia que el ataque sería allí, mientras que los Peshmerga ocuparían el hospital de la ciudad para hacer prisioneros heridos y los soldados iraquíes asegurarían las cerca de 200 mezquitas existentes en Faluya.
Tras lanzar octavillas sobre la ciudad haciendo que gran parte de los civiles la abandonasen en los días previos a la batalla, la ofensiva, que envolvía cerca de 15.000 soldados aliados, dio comienzo. El 5 de noviembre la ciudad se aisló completamente, reforzando puntos clave que impedían la llegada de refuerzos. A su vez, comenzaron bombardeos selectivos sobre posiciones estratégicas de la insurgencia. Al día siguiente, los Peshmerga ocuparon con éxito el hospital general de Faluya. El día 7, tras la pertinente distracción de las tropas inglesas en el sur, las fuerzas norteamericanas penetraban en la ciudad ocupando la estación de ferrocarril y los puentes sobre el Río Eúfrates. Al intentar penetrar en los barrios del norte de la ciudad, bastiones de la insurgencia, las tropas americanas fueron detenidas. La presencia de carros de combate aliados, el uso de drones y la caída de la noche que beneficiaba a los norteamericanos que poseían equipos de visión nocturna, permitió a las fuerzas americanas reiniciar el avance.
Los combates eran muy intensos y se llevaban a cabo calle por calle y casa por casa. El día 10 fue el más sangriento y se concentro en torno a la mezquita de Muhammadia donde decenas de insurgentes se habían hecho fuertes. Tras duros combates y una gran contundencia mostrada por las tropas americanas, al final del día el 70% de la ciudad estaba asegurada. Sin embargo, la mayoría de insurgentes se habían refugiado en el sur de la ciudad. Durante los siguientes cinco días, los combates se sucedieron y los insurgentes hicieron pagar con sangre cada centímetro de ciudad ganado por los aliados. Ráfagas de fuego de AK-47 y explosiones de todo tipo de explosivos caseros eran la tónica constante. El 15 de noviembre se había dado por conquistada la ciudad, aunque focos aislados de resistencia continuaron cobrándose bajas aliadas hasta el 23 de diciembre. Faluya, la ciudad de las mezquitas y refugio de la resistencia había sido prácticamente destruida. 
Segunda-batalla-de-faluya
Sin embargo poco duró el control americano sobre Faluya. Si bien la operación fue un éxito a pesar de ser la mayor batalla de Estados Unidos desde la Guerra de Vietnam, las tropas americanas abandonaron el área en enero de 2005. Por contra, el espíritu insurgente y extremista de Faluya no se doblegó y la ciudad recuperó su combatividad. En 2014, Faluya cayó rápidamente y con el beneplácito de gran parte de la población local, en las garras del Estado Islámico que desde entonces, ha mantenido la ciudad bajo su control sin apenas problemas. Por otro lado, la batalla causó un gran revuelo en occidente tras la difusión de varios videos en los que se podían apreciar a soldados americanos cometiendo acciones de dudosa legalidad. La batalla, que destruyó al menos 35.000 viviendas y se cobró miles de vidas, no fue el golpe de efecto estratégico que Estados Unidos había planeado y el conflicto continuó con su sangrienta tendencia. Irak en general, y la rivera del Eúfrates en particular, no volvería a ser jamás completamente pacificado.

Segunda-batalla-de-faluya

Segunda-batalla-de-faluya

Segunda-batalla-de-faluya



Publisher: blog - 10:28

13 dic. 2015

, , , ,

El Conflicto de Reinosa

Uno de tantos episodios violentos que sacudieron la estabilidad nacional de España durante la década de los 80. A los sonados múltiples incidentes y disturbios en el astillero de Euskalduna en Bilbao, en las cuencas mineras asturianas, en los Altos Hornos de Sagunto o en el astillero de Naval Gijón entre otros, se sumó la conflictividad en las fábricas cántabras de Reinosa. En toda España, las protestas de trabajadores que no se resignaban a destrucciones masivas de empleo y a acabar con el medio de subsistencia de familias enteras, eran frecuentes. Estas reivindicaciones, acababan a menudo con enfrentamientos entre trabajadores y las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado que tuvieron que emplearse a fondo, y en ocasiones por encima de los límites legales, durante toda la década de los 80. Sin embargo en Reinosa, la contundencia con la que las autoridades respondieron a las protestas hizo del conflicto, un episodio único que será recordado para siempre en las páginas de la historia de Cantabria y en las de la lucha sindical.

El conflicto de Reinosa de 1987
Fecha: primavera de 1987
Lugar: Reinosa (Cantabria)
Resultado: victoria gubernamental
Clave: contundencia de las fuerzas del orden

Grandes Batallas de la historia, El Conflicto de Reinosa 1987Tras años duros en la industria local, con diversas olas de despidos en varias grandes empresas, como las que afectaron a Cenemesa o Farga Casanova, se anunció un nuevo ERE en una de las mayores empresas de la zona, la siderúrgica Forjas y Aceros de Reinosa S.A. Esta empresa, preveía una reducción de plantilla de más de 450 trabajadores. Con la creciente conflictividad social, el ERE se vio como una amenaza directa al resto de los trabajadores. Reinosa era una ciudad que vivía de su industria y por tanto, no solo los trabajadores y sus familias dependían de ella, sino que multitud de comercios y establecimientos también lo hacían.
El 11 de marzo de 1987 se desatarían las hostilidades. Ante el conocimiento del ERE, el Comité de Empresa retuvo al expresidente del Consejo de Administración de Forjas y AcerosEnrique Antolín San Martín, quien había acudido a la empresa a recoger sus pertenencias tras ser nombrado consejero de Obras Públicas del Gobierno Vasco. Obreros y Guardia Civil se preparaban para la batalla que llegaría al día siguiente. Poco más de 350 guardias civiles trataron de rescatar a Enrique Antolín. 
conflicto-reinosa-1987
Los disturbios no tardaron en producirse, una lluvia de piedras recibió a los agentes, que fuertemente armados con fusiles Cetme, respondieron con pelotas de goma, botes de humo e incluso fuego real a las agresiones. Sin embargo, la superioridad numérica de los trabajadores, cifrados en varios miles, permitió sobrepasar las fuerzas desplegadas de la Guardia Civil hasta el punto de que muchos agentes tuvieron que rendirse. Los agentes fueron desarmados por los propios trabajadores que entregaron sus armas a la Policía Municipal. Muchos jóvenes estudiantes de Reinosa acudieron junto a los trabajadores. Escenas de padre e hijo compartiendo barricada, se hicieron frecuentes. La primera jornada de lucha dejó 68 heridos, 8 de ellos graves. Enrique Antolín San Martín fue liberado tras la intervención de un grupo reducido de agentes de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil.
Los trabajadores habían ganado el primer asalto, sin embargo los incidentes no acabarían ahí. El 1 de abril, el Ayuntamiento de Reinosa acordó reforzar las posiciones de la Guardia Civil en la zona, aumentándola a 430 agentes, 8 tanquetas y 1 helicóptero, sin embargo los refuerzos acabarían ascendiendo a 1.300 agentes, 21 tanquetas y 2 helicópteros.
conflicto-reinosa-1987
La primera quincena de abril fue de una violencia inusitada. Los trabajadores, cada vez más numerosos y de diversas empresas, realizaban concentraciones, cortes de carreteras y levantaban barricadas. Mientras, la Guardia Civil respondía sin miramientos con botes de humo, cargas, pelotazos y haciendo uso de sus tanquetas, todoterrenos y camiones blindados. La lista de heridos, cifrada en más de 100, resultaba alarmante. 
La violencia en el conflicto tuvo su clímax el día 16 de abril, cuando un trabajador sería ingresado en estado grave tras el lanzamiento de varios botes de humo en el garaje en el que estaba guarecido. El trabajador, Gonzalo Ruiz García, fallecería días después de los hechos. En los incidentes llegaron a participar más de 3.000 personas, generalizándose los disturbios en toda la localidad Cántabra de Reinosa. Una funeraria resultó incendiada tras el lanzamiento de un bote de humo. 
conflicto-reinosa-1987
Finalmente la muerte de Gonzalo Ruiz García, la reafirmación de la regulación de plantilla de Forjas y Aceros y el desgaste de un pueblo que llevaba más de un mes de auténtica guerra, hizo que el conflicto se fuese diluyendo.
La sombra y el recuerdo de la primavera de 1987, quedaría para siempre en la memoria de Reinosa y de sus habitantes. Nadie resultó condenado por la muerte de Gonzalo Ruíz García. A pesar del conflicto vivido, a pesar de dos huelgas generales en la comarca y a pesar de una multitudinaria manifestación convocada en Madrid en solidaridad con el pueblo cántabro, el expediente de regulación de empleo fue aprobado por la Dirección General de Trabajo.

conflicto-reinosa-1987

conflicto-reinosa-1987

www.tuniverso.es
Publisher: blog - 17:01

29 sept. 2015

, , , ,

La Batalla de Kobane

Libros recomendados



Grandes Batallas de la Historia. La Batalla de Kobane. El Stalingrado del Estado Islámico. Kobane, una ciudad kurda de 250.000 habitantes situada en el norte de siria en la frontera con Turquía. El verano de 2014 había sido triunfal para el Estado Islámico. Un gran avance en Irak provocando la caída de Mosul y la huida de grandes contingentes del ejército iraquí, dejando tras de sí ingentes cantidades de armamento, había dado al Califato una gran capacidad ofensiva. El territorio kurdo de Siria, dividido en tres cantones pronto fue atacado por los terroristas que pusieron su foco en el cantón de Kobane cuyo centro neurálgico era su ciudad homónima. Decenas de miles de civiles kurdos abandonaron sus hogares agolpándose en la frontera turca provocando un desastre humanitario.

batalla-de-kobane

Publisher: blog - 16:37

3 oct. 2014

, , , , ,

La Batalla de Bicoca

Libros recomendados



Grandes Batallas de la historia. La Batalla de Bicoca. Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico tenía su atención fija puesta en el milanesado, una zona de dominio francés la cual ansiaba poseer y sobre la que creía fervientemente tener el derecho legítimo de regentar. Irremediablemente ante este hecho el Imperio Español entró en guerra contra el Reino de Francia cuyo objetivo era dominar toda la Península Itálica. Carlos I consiguió un potente aliado, el papa. De esta forma se creó una gran coalición que aglutinaba las fuerzas españolas, las alemanas y las papales a cuyo mando estaba Próspero Colonna oficial del ejército español. Con un ejército, que tras ser reforzado, llegó a ser de 18.000 hombres puso rumbo a Milán y ante la posibilidad de sufrir grandes pérdidas tomando la ciudad, decidió aislarla cortando sus líneas de comunicación.
Por su parte las fuerzas francesas también tenían un potente aliado, Venecia, cuyas fuerzas combinadas con las galas sumaban una cifra cercana a los 25.000 combatientes de los que muchos eran mercenarios suizos los cuales se quejaban constantemente de la tardía en la que llegaban las pagas por lo que las deserciones comenzaron a ser un gran problema para el alto mando francés.
batalla-de-bicoca
Publisher: blog - 11:30

27 sept. 2014

, , , ,

Los Sucesos de Casas Viejas

Grandes Batallas de la Historia. Los Sucesos de Casas Viejas. Nos encontramos en enero de 1933 en una España en la que gobierna Manuel Azaña desde 1931 en un periodo llamado el bienio progresista que supuso un gran avance en materia social, con la aprobación de una nueva constitución en 1931, moderna y justa y con la aplicación de varias leyes que situaban a España como uno de los países socialmente más desarrollados del mundo. Sin embargo este bienio progresista tuvo un gran problema al igual que todo el periodo que duró la II República. Dicho problema fue la inestabilidad social que por un lado causaba los sectores más reaccionarios de la sociedad y por otro lado la extrema izquierda, sobre todo el anarquismo que apostaba por la vía insurreccional contra el gobierno republicano. Uno de los datos más determinantes del periodo republicano, que demuestra la verdadera conflictividad social que había, es que en tan solo cinco años entre 1931 y 1936 se declaró el estado de prevención 21 veces, el estado de alarma 23 veces y el estado de guerra 18 veces. Si lo comparamos con el periodo constitucional actual, (1978 – 2014) sólo ha sido declarado una vez el estado de alarma durante la huelga de controladores de 2010 y una vez el estado de excepción en Valencia por Miláns del Bosch en Valencia durante el intento de golpe de estado del 23-F.
sucesos-de-casas-viejas

Publisher: blog - 6:14

28 dic. 2013

, , ,

El esplendor del Imperio Español

Libros recomendados



Grandes Batallas de la historia, El Imperio Español. Uno de los imperios más extensos que haya conocido la historia humana, una pequeña nación que no llegaba a los diez millones de habitantes, que dominó el mundo durante cerca de dos siglos y cuyo imperio, aunque mermado en los últimos años, se extendió desde el siglo XVI hasta 1898. El Imperio español, basado en una monarquía autoritaria que acabaría derivando hacia un completo absolutismo, basó su dominio mundial en la riqueza proveniente de América, en la importancia de la iglesia católica y sobre todo en unas poderosas e innovadoras fuerzas armadas, poseyendo una gran flota,  la mejor infantería del mundo y una de las mejores de la historia, los Tercios Españoles.
El Imperio Español vivió su "siglo de oro" entre 1521 y 1643, ya no solo en el ámbito militar sino también en el ámbito cultural, y es que muchos de los grandes nombres de la literatura española son de esta época, figuras de la talla de Miguel de Cervantes, Quevedo, Góngora, Lope de Vega, Fray Luis de León, Garcilaso de la Vega o Tirso de Molina vivieron al amparo del gran esplendor del Imperio Español.
La decadencia del Imperio Español se debió a una nefasta gestión de los recursos de la corona, por la decreciente llegada de metales preciosos de América, por el auge de otra potencias coloniales como Inglaterra, Francia u Holanda, y sobre todo por las continuas guerras que el ejército español tuvo que soportar en todo el mundo, imperios américanos, ingleses, franceses, holandeses, otomanos, portugueses, protestantes de diferentes estados europeos e incluso Estados Unidos. Si algo sabemos con certeza del Imperio Español, es que enemigos nunca le faltaron.
bandera-imperio-español

Publisher: blog - 5:52

18 dic. 2013

, , , ,

La Tregua de Navidad de 1914, Primera Guerra Mundial

Libros recomendados sobre el tema



Grandes Batallas de la Historia. La Tregua de Navidad de 1914. Hacía ya casi medio año que el mundo estaba inmerso en la mayor de las guerras conocidas hasta entonces, una guerra que había roto con todo lo establecido y dado un paso más en lo que a crueldad, muerte y destrucción respecta. La Primera Guerra Mundial, también conocida como "La Gran Guerra", había revolucionado las bases de la teoría militar, y los campos de batalla regidos bajo la misma doctrina desde tiempos de El Gran Capitán, sufrieron un cambio radical. La Primera Guerra Mundial fue el auge de las trincheras, unas trincheras en las que los soldados vivían en las peores condiciones que un ser humano pueda imaginar, hasta el punto de que se puede considerar a la Primera Guerra Mundial como la guerra más mísera, cruel y sufrida de la historia. En aquellas trincheras en las que soldados hacinados apenas tenían unas esperanza de vida de seis meses, los hombres tenían que convivir con el hambre, las enfermedades y los constantes ataques del enemigo. La moral de la tropa de todos los ejércitos era muy baja, y fue el Káiser alemán Guillermo II de Alemania, quien se le ocurrió en vísperas de Navidad la idea de levantar la moral al ejército no solo otorgando dobles raciones de pan, alcohol, tabaco e incluso salchichas a los soldados, sino además enviando miles de abetos y luces de navidad al frente para crear un clima entre sus hombre que les permitiese olvidar, aunque fuese por unas horas, las penurias de la guerra.
tregua-de-navidad-1914
Publisher: blog - 4:42

23 nov. 2013

, , , ,

La Guerra del Ifni

Grandes Batallas de la historia, La Guerra del Ifni. Corren malos tiempos para la economía española, a pesar de haber abandonado la terrorífica miseria de la posguerra, el aislamiento mundial del país hacía que la situación comercial española fuese crítica, el gobierno español franquista, veía como sus reservas se agotaban a mediados de la década de los 50, una escasez que se solucionaría mucho más tarde con el Plan Nacional de Estabilización que llegaría en 1959, pero desafortunadamente para España, la Guerra del Ifni se desarrolló antes, en pleno periodo de autarquía.
A la mala situación económica se unió la independencia de Marruecos en 1956, que aunque en principio, se podía ver como un hecho que daría estabilidad a la zona, finalmente lo único que traería serían quebraderos de cabeza para España. Tras la independencia de Marruecos, su sultán Mohammed  V, comenzó a reclamar posesiones españolas o a alentar a otros a hacerlo, basándose en argumentos históricos que en muchos casos eran de dudosa veracidad.
En 1957, sectores antiespañolistas de la sociedad marroquí pusieron sus miras en  Ifni, una región del suroeste de Marruecos con una extensión de 1502 Km cuadrados y en el que habitaban más de 50.000 personas, de los que 18.000 eran de origen europeo. La ciudad más importante de la región y su capital era Sidi Ifni, ciudad  fundada por la Segunda República Española en 1934, con cerca de 20.000 habitantes, se convertiría en el gran objetivo de los marroquíes.
En Abril de 1957, comenzaron a llevarse a cabo una serie de manifestaciones contra la dominación española, alcanzando una tensión palpable que  se materializó en asesinatos aislados contra partidarios de la presencia española. Franco al ver el descontrol reinante envió a dos banderas de La Legión para reforzar el lugar ante la posibilidad de un pronto ataque marroquí en la zona.
guerra-del-ifni
Publisher: blog - 12:42

15 nov. 2013

, , , ,

El Saqueo de Amberes

Grandes Batallas de la Historia. El Saqueo de Amberes. El Imperio Español controla el mundo sin que ninguna otra potencia pueda hacerle sombra. El incesante oro que llegaba de América inundaba las arcas españolas que pronto se vaciaban por culpa de un comercio deficitario fruto de malas políticas comerciales, por los ingentes despilfarros de la corte real y sobre todo por el esfuerzo bélico en el que el Imperio Español basaba su dominio mundial. Y es que durante el Siglo XVI, el Imperio tuvo guerras con todas las potencias mundiales, desde los Imperios Americanos hasta el Imperio Otomano pasando por potencias europeas como Francia, Potugal o Inglaterra, lo que llevó a la corona de Felipe II a la bancarrota el 1 de Septiembre de 1575.
La zona europea más candente en el marco militar era Flandes, donde la ocupación española había suscitado un movimiento rebelde por parte de los autóctonos holandeses, quienes se levantaron en armas contra la dominación española. Allí los Tercios de Flandes, las mejores tropas de infantería del mundo, controlaban la situación con gran efectividad a base de sangre y sudor, pero la situación de bancarrota del estado hacía que los soldados fueran pagados tarde, mal y nunca, de forma que había unidades de los Tercios que llevaban más de dos años sin cobrar y malvivían a base de botines y confiscaciones a la población civil flamenca. Por culpa de esta situación y respetando la normal moral de los Tercios de rebelarse tras una batalla, el Tercio de Valdés se amotinó ocupando la ciudad de Aalast y dejando los soldados (en total 1.600 hombres) marchar a sus oficiales para que estos no tuvieran que elegir entre la lealtad a su rey o a su tropa. Sin duda, que el Imperio hubiese puesto como gobernador de Flandes a un civil, Luis de Requesens, no ayudaba a calmar a las tropas amotinadas, un suceso que en tiempos del Duque de Alba (respetado militar, antecesor de Luis de Requesens), se habría resuelto de manera muy distinta.
saqueo-de-amberes
Publisher: blog - 4:24

4 nov. 2013

, , , , ,

La Revolución de Octubre de 1934

Grandes Batallas de la Historia, La Revolución de Octubre de 1934. Al comienzo de los años 30 y en general todo el periodo en el que la II República estuvo vigente, vino marcado por una gran inestabilidad social, la desunión de la población y el extremismo político estaba a la orden del día. A las grandes huelgas, movimientos obreros en muchos casos violentos y las acciones de sabotaje anarquistas, se le unieron el fenómeno de los pistoleros, tanto de sectores obreros como contratados a sueldo por grandes empresarios para acabar con los  líderes sindicales. A su vez la patronal y los sectores más conservadores llevaron a cabo otras acciones violentas contra los sectores más combativos de la izquierda. En este clima enrarecido se llevaron a cabo las elecciones de 1933, que fueron ganadas por el Partido Radical presidido por Alejandro Lerroux que había abandonado su línea más exaltada anticlerical para llevar a cabo una política de republicanismo moderado que atraía a los partidos más conservadores y que le llevó al Partido Radical a pactar con el CEDA (Confederación española de derechas autónomas) para dar estabilidad a su gobierno. El CEDA exigió el nombramiento de tres de sus hombres como ministros, a lo que los radicales accedieron. Este nombramiento no fue aceptado por el Partido Socialista, que un año antes había optado ya por una línea insurreccional más activa, con Francisco Largo Caballero a la cabeza. El partido socialista junto a la UGT, decidió llevar su protesta a la calle en forma de Huelga General, con intención de que a esta le siguiese un proceso revolucionario, la Revolución de Octubre del 34 comenzó la noche del 4 de Octubre de 1934.
Nombre: Revolución de Octubre de 1934:
Periodo: II República Española
Fecha: 5 de Octubre de 1934 – 15 de Octubre de 1934
Lugar: Principalmente Asturias y Cataluña
Resultado: Revolución sofocada
Clave: Dura represión del Ejército de África y del general Francisco Franco
Beligerantes
Bandera de España República Española
Ejército de África
Flag of Catalonia.svg Generalidad de Cataluña

Bahnmarke bleibt an Backbord liegen.svg Revolucionarios UHP
  • Bahnmarke bleibt an Backbord liegen.svg PSOE
  • Bahnmarke bleibt an Backbord liegen.svg UGT
  • Bandera CNT-FAI.svg CNT
Bajas:
Revolucionarios: 1.325 muertos 2.951 heridos más de 30.000 detenidos
Gobierno: 300 muertos entre cuerpos de seguridad y militares.

El Partido Socialista se encargó de extender la noticia de la huelga en muchas ocasiones en mensajes cifrados del tipo “Mama ya esta operada, está bien” con el fin de que nadie sospechase de las verdaderas intenciones revolucionarias del movimiento. Por su parte el famoso diario “El Socialista” publicaba: “Hemos llegado al límite de los retrocesos. Se nos ha embromado a los españoles para que nos prestemos propicios a transigir con una amenaza sangrienta. La consigna es particularmente severa: ¡Ni un paso atrás! ¡Adelante! Todos... En guardia, en guardia”. El partido Socialista había dotado a sus hombres en la clandestinidad de un buen número de armas de fuego, principalmente pistolas y ametralladoras, aunque sus hombres apenas tenían preparación militar y distaban mucho sus fuerzas de ser catalogadas como un “ejército revolucionario” o incluso de considerar a sus hombres como tropas.
El día 5 de Octubre de 1934, es cuando se aprecian las primeras acciones violentas. En Madrid, donde muchos revolucionarios se vistieron de tropas de asalto para camuflarse, el levantamiento pronto fracasó ya que a pesar de que la cantidad de hombres en armas era notable, los mandos no hicieron su labor y la rebelión quedó desencabezada y muchos de los participantes en los actos violentos fueron abandonados por sus dirigentes y arrestados. Tanto en Madrid, como en Andalucía, Castilla La Mancha, Aragón o Extremadura, los anarquistas encuadrados en la CNT, no apoyaron en levantamiento, en algún caso por falta de entendimiento con el sector socialista y porque consideraban que ellos solos se bastaban para acabar con el fascismo, y en la mayoría de casos porque la CNT ya había llevado a cabo sus propias acciones huelguísticas y sus integrantes no podía soportar económicamente otro paro. En las regiones andaluzas los jornaleros que trabajaban en los grandes latifundios también estaban agotados por la Huelga General que habían llevado a cabo meses antes.
revolucion-octubre-34-1934
En otras zonas de la geografía española como la Comunidad Valenciana, zonas dispersas de Castila y León, La Rioja, Cantabria o Baleares, sí se produjo una actividad subversiva importante, pero no con la fuerza necesaria y a pesar de que en estos puntos se llevaron a cabo acciones violentas puntuales, el movimiento no tuvo la continuidad requerida a pesar de que en puntos como Reinosa (Cantabria) la Revolución de Octubre duró hasta el día 18.
En los únicos puntos de la Península Ibérica donde la Revolución de Octubre del 34 tuvo un notable éxito inicial fue en el País Vasco y sobre todo en Cataluña y Asturias, siendo en esta última provincia donde sucedieron los combates más importantes.
En el País Vasco los episodios más importantes se llevaron a cabo en Vizcaya y Guipúzcoa, en Vizcaya por motivos obvios ya que por entonces era una de las regiones más industrializadas de España centrada en el ámbito siderúrgico que contaba con una gran masa proletaria y con una gran tradición socialista, sin embargo,  otra gran fuerza política, la constituida por los nacionalistas del PNV y por los sindicatos nacionalistas vascos, no apoyó el levantamiento ya que sus ideas católicas y conservadoras impedían una buena sintonía con los socialistas. Por este motivo también fracasaron los levantamientos en Navarra y Álava donde no había la masa socialista que había en Bilbao. En Guipúzcoa por su parte, los enfrentamientos se llevaron a cabo en Eibar donde había una gran industria armamentística.
Los combates que en el País Vasco duraron hasta el día 12, se saldaron con 40 muertos, la mayor parte de ellos insurrectos que perecieron tras la dura intervención del Ejército, de la Guardia de Asalto y de la Guardia Civil. Los pocos muertos que provocaron los insurrectos fueron dirigentes carlistas locales, un tipo de figura muy común en todo el País Vasco y Navarra.
revolucion-octubre-34-1934
En Cataluña, el levantamiento si encontró la aprobación de los sectores nacionalistas que vieron en esta revolución una oportunidad de dar un paso de gigante hacia la ansiada independencia del territorio catalán. Lluís Companys, presidente de la Generalidad por aquel entonces y miembro de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), proclamó la República Catalana, dentro de un estado federal español, a lo que el gobierno español de Lerroux respondió proclamando el estado de guerra y enviado a un gran número de efectivos militares a la región que rápidamente solventaron la situación con un número de víctimas mortales igual que en el País Vasco y con la detención de Lluís Companys.
En Asturias por su parte se dio un caso que no se dio en ningún sitio más de España, y es que, la CNT apoyó abiertamente el conflicto, una CNT que era muy numerosa en Asturias, debido a la tradición anarquista derivada de la pronta industrialización de la región. De esta forma se constituyó en Gijón y con validez para toda Asturias una unión que durante la Revolución de Octubre del 34 luchó bajo las siglas UHP (Unión de Hermanos Proletarios) y que englobaba a la CNT, a la UGT, al Partido Socialista, a las Juventudes Socialistas y al Partido Comunista de España. Para la gran insurrección que se avecinaba en Octubre del 34, los asturianos se habían hecho con una gran cantidad de armas robadas de la Fábrica de Armas de Trubia y de armas llegadas de la fábrica de Eibar, además los revolucionarios contaban con una gran cantidad de dinamita procedente de las minas.
Nada más iniciarse la revolución el día 5, los mineros contados por miles, toman las poblaciones mineras de las cuencas del Caudal y del Nalón, expulsando a los Guardias de Asalto que habían acudido a defender Sama y Mieres y consiguiendo que hasta 23 cuarteles de la Guardia Civil se rindieran. El estado de guerra se proclamó y los insurrectos que actuaban con una inusual disciplina fruto de pequeñas jornadas de formación militar que los socialistas organizaron con militares afines, volvieron a cosechar otra victoria en las inmediaciones de Oviedo.
 revolucion-octubre-34-1934
El día 6 de Octubre los revolucionarios entraron en Oviedo tras una ofensiva desde el Naranco con 5.000 mineros llegados desde Mieres. Para el día 9 habían tomando la mayor parte de la ciudad incluido el Ayuntamiento, pero dos cuarteles de la Guardia Civil aún  resistían con 1.000 hombres que esperaban la llegada de alguna columna de socorro. En Gijón, el alzamiento no tuvo una gran repercusión por la falta de armas, pero aún así los obreros consiguieron hacerse con el control de buena parte de la misma. También hubo episodios obreros victoriosos en Pola de Siero, Trubia y Grao. En una semana los revolucionarios controlaban la mayor parte de Asturias, la Fábrica de Armas de Trubia funcionaba a pleno rendimiento y se constituyó un “Ejército Rojo” que encuadraba a día 15 de Octubre a más de 30.000 hombres. Es preciso señalar que para evitar pillajes, ejecuciones o actos represivos descontrolados, los revolucionarios constituyeron “Guardias Rojas” que excepto por casos aislados, supo mantener el orden en las zonas bajo el control revolucionario.
El gobierno para contrarrestar la situación cedió el mando operativo de las tropas al general Franco, a Goded y a Yagüe para sofocar la rebelión con una columna llegada desde Ceuta con legionarios y regulares marroquíes que desembarcó en Gijón. Además llegaron tropas desde tres frentes, León (en donde no había triunfado la revolución), Galicia y Bilbao. Además arribaron a la zona un crucero, y un acorazado, el Jaime I. 
Las columnas oficiales avanzaron por Asturias a pesar de la gran resistencia en la que los sublevados utilizaron incluso vehículos blindados y piezas de artillería. Las tropas gubernamentales se abrieron paso recuperando Gijón y reocupando la fábrica de armas de Trubia. El gobierno contaba con un total de 18.000 efectivos, muchos de ellos profesionales curtidos en la Guerra de África.
Con las tropas del gobierno avanzando por los cuatro frentes cundió el desánimo entre los revolucionarios a los que les llegaban noticias del no triunfo del golpe en otros lugares de España, además el gobierno les lanzaba octavillas con mensajes de desánimo desde aviones que sobrevolaban la zona.
 revolucion-octubre-34-1934
El comité Revolucionario de Oviedo ordenó el desalojo de la ciudad el día a 11 pero no fue hasta el día 13 cuando los revolucionarios se retiraron totalmente de la capital asturiana. Los sublevados se refugiaron en las cuencas mineras, pero la columna que llegaba de León había conseguido pasar el Puerto de Pajares y tenía vía libre hacia Mieres. El desaliento se apoderó totalmente de los sublevados que accedieron a negociar su rendición que finalmente se produjo de forma incondicional salvo por una pequeña concesión que hizo el gobierno que fue no entrar en vanguardia con las tropas de regulares marroquíes. Los regulares eran muy temidos por sus actos brutales represivos contra la población civil, pillajes, saqueos y violaciones, hechos que ocurrieron en algunos barrios de Oviedo días antes. El día 18 de Octubre se rendían los últimos revolucionarios dándose por terminada la Revolución de Octubre del 34, una revolución que no triunfó, pero que dejó clara la división social existente en España, y que el país era el caldo de cultivo perfecto para una futura Guerra Civil que estallaría antes de dos años llegando muchos a considerar la Revolución de Octubre del 34 la primera batalla de la Guerra Civil. Durante los hechos de la Revolución del 34 se contabilizaron en total, 1.325 muertos, 2.951 heridos, 935 edificios destruidos y 122.561 armas decomisadas. La represión fue muy dura por parte del gobierno en un proceso en que murieron más de 200 revolucionarios tras su detención.

revolucion-octubre-34-1934
Columna de mineros detenida
revolucion-octubre-34-1934
La revolución del 34 en Asturias

revolucion-octubre-34-1934

revolucion-octubre-34-1934

Publisher: blog - 14:04